Prorrusos de Lugansk y Donetsk imponen gestión externa a empresas ucranianas

Por El Nuevo Diario miércoles 1 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, KIEV.- Las autoproclamadas repúblicas populares de Lugansk (RPL) y Donetsk (RPD) impusieron a partir de hoy gestores externos a las empresas bajo jurisdicción ucraniana que se encuentran en los territorios que controlan en el este de Ucrania.

El líder de la RPD, Alexandr Zajárchenko, declaró que la medida ha sido adoptada en respuesta a la negativa del Gobierno de Kiev a levantar el bloqueo económico y de transporte de las entidades rebeldes.

"Todo marcha según el plan: a partir de la 00.00 de hoy las empresas quedan bajo gestión externa. En principio, para esta tarde terminaremos todo el proceso", dijo Zajárchenko, citado por DAN, la agencia de los separatistas prorrusos de Donetsk.

Agregó que fueron intervenidas cerca de 40 empresas que hasta ahora seguía pagando sus impuestos a las arcas ucranianas y que ahora han quedado sometidas a la jurisdicción de la RPD.

"Se trata de una medida forzosa para superar la situación que se ha creado", explicó ayer Vladislav Deinego, representante de la RPL en la negociaciones para el arreglo del conflicto.

Según los prorrusos, la imposición de gestores externos no supone un cambio en la forma de propiedad de las empresas intervenidas.

En la RPL, la intervención de las empresas que continuaban hasta hoy bajo la jurisdicción ucraniana coincidió con la entrada en vigor del rublo ruso como moneda oficial.

Esta innovación se produce diez días después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, firmara un decreto por el que ordenó reconocer como válidos en Rusia todos los documentos, incluidos los de identidad, emitidos por los separatistas de Donetsk y Lugansk.

La medida fue calificada de "humanitaria" por el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien dijo que es "provisional" y estará en vigor "hasta el arreglo político de la situación" en el este de Ucrania.

Ucrania denunció que con el reconocimiento de los documentos emitidos por los separatistas el Kremlin no sólo viola su integridad territorial, sino que renuncia al cumplimiento de los acuerdos de paz firmados en Minsk en febrero de 2015.