Propietarios de viviendas presentan reclamos ante Pro Consumidor contra constructora

Por El Nuevo Diario viernes 13 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor, Pro Consumidor recibió hoy una delegación de propietarios de vivienda en la zona de Santo Domingo Este, quienes han sido  afectados por inseguridad y vicios de construcción por  la empresa Subo, S.R.L. con el objetivo de definir las acciones a emprender a partir de que la institución acogió la demanda.

Anina Del Castillo, directora de esa entidad, mediante rueda de prensa indicó que estos propietarios compraron un proyecto habitacional llamado residencial San Luis, construido hace menos de 4 años por esta constructora ubicada en Santo Domingo, el cual adolece de problemas graves que afecta la salud e integridad de aquellas personas que habitan en él.

“Esto reviste una gravedad extrema para los consumidores dominicanos ya que se trata de un residencial  que fue construido violentando todo tipo de disposición legal y asimismo representa una afectación directa a sus intereses económicos”, dijo Del Castillo.

Sostuvo que  Pro Consumidor, mediante un análisis técnico realizado a estos apartamentos, evidenció que esta empresa constructora ha incurrido en el incumplimiento de las normas de seguridad, poniendo en riesgo la salud e integridad de sus propietarios, por lo que a tenor de las disposiciones legales vigentes en esa materia corresponde subsanar el daño causado a los adquiriente del inmueble objeto de reclamo.

Dentro de las anomalías detectadas se encuentran una inobservancia del grosor de las paredes, el control de mohos, la mala colocación de las tuberías, la oxidación evidente en las vigas, el desprendimiento de los materiales utilizados para la construcción y huecos en los techos del apartamento, así como la total ausencia de las normas de seguridad y construcción establecidos en la normativa que rige la materia.

La funcionaria agregó, que en el caso de un inmueble debe proyectarse, construirse, mantenerse y conservarse de tal forma que satisfagan los requisitos  tales como seguridad estructural, de manera que no produzcan en el edificio, o partes del mismo, daños que tengan su origen o afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, forjados, muros de carga u otros elementos estructurales que comprometen directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.

“Las construcciones deben cumplir con la seguridad del edificio, de tal forma que el uso normal no suponga un riesgo de accidente para las personas y los relativos a la habitabilidad,  es decir que los elementos constructivos o de las instalaciones permitan un uso satisfactorio del edificio”, explicó Del Castillo.

De su lado,  la señora Celestina del Villar,  en representación de la  delegación afectada, hizo un  llamado a la población  a que reclamen cuando reciban bienes y servicios inadecuados, “Hemos puesto la confianza en Pro Consumidor y entendemos que nuestros derechos serán respaldados”.