Profesor Lara Flores, Duartiano hasta la tambora

Por Rolando Robles viernes 18 de febrero, 2022

El estribillo se ha puesto de moda, especialmente luego de la partida del “padrino del merengue”, el inmenso Johnny Ventura. Lo he oído hasta en anuncios y campañas comerciales y supongo -sin pretender despertar la codicia de alguien- que se le están pagando los derechos de autor a los correspondientes herederos, digo, si es que “El Caballo” era dueño legítimo del magnífico slogan, algo que yo no sé en realidad.

Mientras tanto y con el permiso de quien corresponda, lo voy a usar para hablar de un dominicano ilustre, patriota de cuerpo entero y ferviente seguidor del ideario del Patricio Juan Pablo Duarte. Aunque lo conocí y recuerdo desde la antigua “Ciudad Trujillo”, no fue sino, aquí en nueva York, cuando pude aquilatarlo en la magnitud que corresponde a su figura, ya disminuida por el peso de los años pero, no menos egregia e imponente, tal como lo evoco en su traje de policía de tránsito.

El profesor Bienvenido Lara, que es como debe llamársele aquí en Estados Unidos, ha esparcido la semilla del Pensamiento Duartiano entre sus compatriotas y nacionales de otros países a lo largo de casi cincuenta años. Y lo hace no solamente en el aniversario del Patricio sino, en cualquier momento que se le presente la oportunidad o que las circunstancias lo requieran.

No recuerdo un 26 de enero o un 27 de febrero en que el Profesor no haya asistido a rendir honor, en señal de recordación y respeto al excelso dominicano que concibió la nacionalidad que hoy todos proclamamos con orgullo patrio. Y si habláramos de las charlas que sobre temas Trinitarios ha pronunciado Bienvenido Lara Flores en este país que nos acoge, necesitaríamos disponer de cientos de miles de horas.

Tengo que admitir que la comunidad dominicana residente en el exterior ha sabido valorar y justipreciar el trabajo sin precedente que a diario ejecuta el Profesor, porque ha sido reconocido por instituciones y organismos, tanto de la sociedad civil, como de las diferentes instancias de gobierno de Estados Unidos, República Dominicana y otras naciones que interactúan en la Gran Manzana y los estados aledaños.

Pero donde mas ha pesado la vena nacionalista de este ejemplar quisqueyano, es en su colaboración para edificar el Instituto Duartiano en los Estados Unidos, al que le ha dedicado sus mayores esfuerzos cívicos y personales. Sin posibilidad alguna de errar, me atrevo a proclamar que Bienvenido Lara Flores es el ciudadano a quien debemos la sobrevivencia misma del Instituto Duartiano, porque es quien ha soportado durante el mayor período, la base que sostiene esta singular obra patriótica.

Sin ese trabajo tenaz, perseverante y desinteresado del Profesor, jamás habríamos logrado conocer y difundir las Ideas Independentistas y el Ideario del dominicano mas ilustre de la historia. Por su tesón y esfuerzo personal, nuestros muchachos nacidos  aquí en USA, saben que sus ancestros tienen un héroe de igual estatura moral que los padres fundadores de esta nación, a los que ellos honran con sentimientos patrióticos y que se llama Juan Pablo Duarte y Diez.

Ya para terminar esta especie de confesión, que admito debí hacer pública desde hace tiempo -porque la considero justa y necesaria- sólo deseo abotonarla con una opinión muy personal, que sale de mi corazón y deseo mis amigos sopesen con sinceridad:

“Honrar honra y es tiempo de reconocer que el Profesor Bienvenido Lara Flores es el ADN del Instituto Duartiano en Estados Unidos de América”

 ¡Vivimos, seguiremos disparando!

POR ROLANDO ROBLES

Comenta