El producto del siglo XXI

Por Elvis Valoy sábado 10 de marzo, 2018

El cúmulo de conocimientos del mundo de hoy es descomunal. Una persona de esta época recibe en un solo día lainformaciones que alguien de siglos anteriores recibía en toda su vida.

Ese manejo de datos hace que un segmento muy importante de la gente a nivel mundial, adquiera productos y servicios a partir de esa realidad circundante de averiguaciones, en donde las necesidades empiezan a adecuarse  a moldes creados empíricamente.

El ejército de fumadores de cigarrillos que existió hace décadas, descendió de tal manera que ese producto prácticamente está en vía de extinción del mercado mundial, consecuencia de que las mayorías ya conocen de lo dañino  que es para la salud. Claro está, el consumo del tabaco ha descendido fruto de las campañas emprendidas por los diferentes estados e instituciones de la sociedad civil, que buscan en todo momento evitar males irreversibles en la población.

Debido a la facilidad de la información en este estadio de desarrollo de la humanidad, el consumo de productos con efectos colaterales corre a riesgo de la propia gente, pues toda la literatura existente puesta a partir de un simple click al servicio de los conglomerados humanos, impide que se alegue ignorancia.

Pero aun así, existen grandes niveles de insalubridad en las sociedades actuales, a veces por complicidad de autoridades que rechazan su rol de vigías de la buena salud de las personas, pero igualmente a veces por irresponsabilidad e incapacidad de la propia gente,  que se entrega a un consumo temerario de tóxicos.

Se puede hablar de un exigente mercado de hoy día, el cual  se enmarca en estándares de calidad mínimos, y concomitantemente con esa realidad, hay conformada una clase media muy bien informada que demanda bienes y servicios  con características específicas, creándose un nicho significativo para la industria sana.

Pongamos un ejemplo: Si la prestigiosa firma automotriz Toyota comienza a reducir su producción de vehículos diésel, es porque el mercado de carros hybric se ha incrementado significativamente, fruto de la gente que se opone a la contaminación del medio ambiente. Asimismo grandes mercados como el norteamericano prohíben el uso de vehículos diésel en sus calles y carreteras.

En este contexto universal en donde la información se ha hecho horizontal, cobra relevancia el producto orgánico, el cual  ha ido ganando un espacio cada vez mayor, todo eso a pesar de sus altos precios que a veces lo hace inalcanzable.

La gente está buscando afanosamente salud, y para ese propósito está dispuesta a sacrificar un elevado porcentaje de su cotidiano presupuesto con el fin de conseguirla.

A partir de esa realidad palpable es que una parte de la industria mundial ha entendido perfectamente esta verdad  axiomática, y por eso se lanza a producir teniendo como norte esos parámetros.

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar