Prisión para el exjefe de la inteligencia danesa por revelar secretos

Por EFE viernes 25 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, COPENHAGUE.- Un juzgado de Copenhague condenó hoy a cuatro meses de prisión incondicional a Jakob Scharf, exjefe del servicio de inteligencia danés (PET), por violar el secreto profesional al revelar información confidencial en un libro.

En el fallo se considera probado que Scharf facilitó datos sobre las operaciones del PET (organismo que dirigió entre 2007 y 2013), sus colaboradores, métodos de trabajo y fuentes de información en veinticuatro de las veintiocho citas del libro incluidas en el escrito de acusación de la fiscalía, que pedía una pena de seis a nueve meses de cárcel.

El tribunal recuerda que la actividad de los servicios secretos conlleva una confidencialidad especial y que, dado que hay un riesgo de que se debiliten las posibilidades de que el PET pueda realizar su trabajo en el futuro, esas informaciones son de importancia esencial para la seguridad del Estado.

Scharf aseguró en el juicio que todos los datos que aportaba en el libro eran conocidos de antemano, al haber sido expuestos en casos judiciales abiertos, porque el PET los había mencionado en su anuario o en ruedas de prensa o habían aparecido publicados.

Pero el tribunal estima que eso no es un eximente, ya que al mencionarlas en el libro se debía entender que “confirmaba la autenticidad de las informaciones”, y recuerda además que obtuvo una ganancia económica con el libro.

La corte ordenó también confiscar los honorarios recibidos por Scharf por participar en el libro, que ascienden a 397.625 coronas danesas (53.252 euros).

El caso, el primero en que un jefe de los servicios secretos daneses se sienta en el banquillo de los acusados, se remonta a octubre de 2016, cuando el PET consiguió una orden judicial temporal para frenar la publicación de “Syv år for PET” (Siete años para el PET), escrito por el periodista Morten Skjoldager.

La orden fue levantada días después una vez que “Politiken”, principal diario danés, imprimiera en protesta todo el manuscrito del libro en un anexo especial del periódico.

Los tribunales daneses condenaron la semana pasada a la editora de ese periódico y a su redactor jefe, Christian Jensen, a dos multas por violar la prohibición judicial: para la primera, de 100.000 coronas (13.400 euros); para el periodista, de 50.000 (6.700 euros).

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar