Principales causas del tsunami que afectó al PLD

Por Juan López lunes 27 de julio, 2020

Los comicios del pasado 5 de julio se convirtieron en un inesperado tsunami político que impactó, cuantitativa y cualitativamente, a la mayoría de los partidos; pero con mayor magnitud al PLD. Veamos:

En el 2016, el bloque PLD-Danilo más 10 partidos ganó con un 62 % (2,847,964 votos),  obtuvo 29 senadores, 120 diputados (incluyendo 3 de ultramar),  13 representantes al PARLACEN y se ganó en 107 alcaldías.

En las recientes elecciones, el tsunami político del PLD cambió drásticamente los anteriores números y, de paso, terminó con su hegemonía política en el control del poder del Estado:

El bloque PLD-Gonzalo más 9 aliados obtuvo un 37 % (1,537,078 votos) perdiendo un 25 % (1,310,886 votos); de 29 senadores bajo a 6, de los 124 diputados se quedará con  76 (48 menos y cero diputados de ultramar), los 13 representantes al PARLACEN se redujeron a  6 y  de las 107 alcaldías perdieron  67.

A esos tangibles resultados, a partir del próximo 16 de agosto,   se les agregan las pérdidas del control en los 22 ministerios, en varias decenas de institutos y direcciones generales y nacionales, su influencia en el poder judicial, posiblemente, en la JCE y la Cámara de Cuentas de la República. También 600 mil peledeistas podrían salir de las nóminas del Estado.

Ante ese objetivo panorama es obligatorio, política y moralmente,  realizar una exhaustiva evaluación sobre las verdaderas causas  que afectaron, tan significativamente, al peledeismo, para lo cual es imprescindible tomar como premisas sus métodos de trabajo orgánicos e  institucionales, las críticas y autocríticas, la transparencia y el propósito de reestructurar y relanzar al partido como resultados de su próximo IX congreso.

En esta reflexión nos limitaremos con la enumeración,  a reservas de próximas explicaciones, de las principales causas que produjeron el tsunami político que, sin lugar a dudas,  afectará el presente y futuro del peledeismo:

1.- La inconsecuente actitud de “perredeizar”, políticamente, al PLD. 2.- La borrachera y arrogancia política que produjo las mieles del poder en la mayoría de los funcionarios. 3.- El predominio del grupismo divisionista y la violación, sin ningún tipo de consecuencias, de los principales métodos de trabajo del PLD ortodoxo.  4.- Olvidar el axioma de que un partido dividido no ganas elecciones y no ser capaces de preservar “la unidad en la diversidad”.  5.- El distanciamiento social de los altos funcionarios gubernamentales y la cúpula dirigente del Partido con respecto a los miembros de la base del Partido. 6.- El desgaste natural que produce un largo período de gobierno (16 años consecutivos. Único partido en lograrlo en la vida democrática del país).

7.- La prepotencia del poder los llevó a subestimar las fuerzas y crecimiento de los adversarios políticos. 8.- La lucha política por la aprobación de la ley de Partidos con la obstinación de incluir las primarias abiertas. 9.- La violación del pacto aprobado para conservar la unidad del partido y  facilitar, en el 2016, la reelección del Presidente Medina. 10.- Las gestiones para una segunda reelección consecutiva del Presidente Medina y la agria lucha en el congreso para impedir la modificación de la Constitución.

Por igual influyeron: 11.- Las pretensiones de Leonel por otra postulación presidencial. 12.- La decisión del danilismo de impedir, a cualquier precio, otra candidatura  de Leonel.  13.- La imposición de la candidatura de Gonzalo Castillo en contra de otros 6 candidatos que competían por obtener el favor del danilismo. 14.- Los cuestionados resultados de las primarias abiertas del PLD, el pasado 6 de octubre. 15.- La lamentable división del PLD, el surgimiento de la Fuerza del Pueblo y la formación del bloque FP-Leonel con  5 partidos.

También tuvieron importantes influencias en el  tsunami que sacó a los peledesitas del poder estos factores:  16.- La burda manipulación por parte de la Procuraduría General de los escándalos de corrupción gubernamental, en especial el caso Odebretch. 17.- El  insatisfactorio manejo de la crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus. 18.- Las múltiples debilidades de la candidatura de Gonzalo Castillo, y la ausencia de la alta dirigencia del Partido en la campaña. 18.- Sobredimensionar la Importancia, con actividades proselitistas, el asistencialismo clientelar dirigido a los sectores populares vulnerables y subestimar la actitud política de la clase media urbana. 19. Olvidar la injerencia y “acciones subrepticias”  que generan los intereses de la geopolítica norteamericana. Y 20.- La creciente receptividad en importantes poderes fácticos y sectores socio-económicos de la “oferta  del cambio” que estuvo prometiendo el bloque PRM-Abinader y 8 aliados.

Es posible que a esas 20 causas que produjeron el tsunami político que sacó del poder  al PLD se les adicionen otras y que, en el necesario proceso de evaluaciones críticas y autocríticas que, necesariamente, tendrán que  realizar los peledeistas, se pueda identificar el peso específico de las principales causas y sus respectivos niveles de protagonismos, a los fines de evitar caer en los negativos ejemplos que ofrecen las degradantes historias políticas  del PRD y PRSC. ¡Es nuestro sincero interés!

Autor: Juan López

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar