Primer juez dominicano abandona cargo tras encontrarlo culpable de violar ética

Por Miguel Cruz Tejada martes 3 de octubre, 2017

NUEVA YORK._ El jurista Rafael Ovalles, primer juez dominicano y latino en el sistema judicial del estado de Rhode Island, abandonará su cargo a partir del 31 de este octubre, después que una comisión estatal, lo declaró culpable de violar la ética, asumir poses obscenas en el ejercicio de la función y maltratar verbalmente a abogados y a parte del personal de la corte.

Ovalles, nativo de Santiago de los Caballeros, llevaba varios años como magistrado en el distrito judicial, después de ser nombrado por el entonces gobernador de Rhode Island, como primer juez dominicano y latino.

La comisión decidió tras varios días de sesiones que Ovalles no puede seguir en el cargo, porque carece del más mínimo respeto a las reglas y a la ética del ejercicio en la judicatura estatal.

Él apeló, pidiendo que no lo cancelaran, pero sus mociones fueron rechazadas por instancias superiores.

Se vio obligado a retirar el viernes los recursos legales en su defensa y anunciar la dimisión del cargo.

Se le declaró culpable hasta de sentarse en el estado con el pantalón por las rodillas y en poses supuestamente lascivas, además de presuntamente piropear “indecentemente” a todas las mujeres que le pasaban cerca, según los testimonios de los acusadores.

El panel disciplinario resumió los cargos en que asumió mala conducta generalizada y hostigó al personal y abogados de ambos sexos,  durante sus años en el estrado.

Ovalles retiró su petición pidiendo a la Corte Suprema del Estado que rechazara el informe de la Comisión Estatal de Intención Judicial y Disciplina recomendando que fuera retirado del tribunal el mismo día en que presentó una carta de renuncia a la gobernadora Gina Raimondo. La renuncia tendrá efecto el 31 de octubre.

Los administradores de los tribunales estatales, por su parte, están tomando la posición de que Ovalles no tiene derecho a su pensión. Los abogados de Ovalles, sin embargo, indicaron la semana pasada que harían cualquier esfuerzo para impedir que le nieguen sus beneficios, en lo que parece ser una cuestión de primera impresión en el estado, lo que significa que ese tema aún no ha sido abordado dentro del sistema judicial estatal.

Ovalles se enfrentaba a la destitución por 41 cargos de mala conducta judicial, que incluyen acosar sexualmente a personal femenino y a abogados, dormir  siesta  en el trabajo y maltratar a los que comparecieron ante él.

La Comisión Estatal de Tenencia y Disciplina Judicial inició una investigación en 2014 basada en dos denuncias. Durante el transcurso de la investigación, surgieron decenas de otras denuncias.

A principios de agosto, el cuerpo de jueces y abogados de 14 miembros publicó un informe de 240 páginas que detalla los malos tratos sufridos por los que comparecieron ante Ovalles, entre estos la degradación sexual de los miembros del personal y los abogados, siesta en el trabajo, conducta abusiva desenfrenada e incompetencia. Recomendó que Ovalles fuera destituido.

Ovalles, de 52 años, fue nombrado en 2005 por el entonces gobernador Donald L. Carcieri.

La Jueza Principal del Tribunal del Distrito Jeanne E. LaFazia, relevó a Ovalles del puesto  a raíz de la investigación, aunque continúa recibiendo su salario anual de $160.018 dólares.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar