Presunto violador y asesino de dominicana en 1999 fue detenido por no pagar pasaje en tren

Por admin miércoles 8 de marzo, 2017

NUEVA YORK._ Curtis Batchelor, un afroamericano de 41 años de edad y acusado con pruebas de ADN de ser el presunto violador y asesino de la dominicana Elsa Grullón en 1999 en el apartamento de la víctima en El Bronx, donde su cadáver fue encontrado, fue detenido por casualidad, cuando pasó por el torniquete de un tren subterráneo en una estación de la calle 59 en Manhattan, sin pagar el importe.

Los policías que lo arrestaron por un cargo de robo a propiedad estatal y municipal, chequearon su récord en el que Batchelor tiene un largo prontuario.

Como parte de una ley estatal que obliga a los convictos a entregar su ADN para hacer comparaciones en crímenes no resueltos, la corte le ordenó al sospechoso en 2013, someterse al procedimiento, pero él no se presentó al laboratorio.

Los agentes en el tren, le hicieron la prueba que dio positivo con la de Grullón, y Batchelor, fue acusado de inmediato por la violación y asesinato de la dominicana.

Él tenía 24 años de edad y la víctima 56, cuando supuestamente cometió el crimen.

En 2013, se declaró culpable de narcotráfico y estuvo esquivando la justicia durante tres años

Diecisiete años después, la prueba genética, lo vincula directamente con el homicidio de Grullón.

El 14 de enero de 2016, Batchelor fue detenido de nuevo, por evasión de tarifas cuando un policía lo atrapó utilizando una Metro Card (tarjeta de trenes) que pertenecía a un estudiante en la estación de de la calle 59, dijo la policía.

A pesar de que los cargos fueron desestimados, los policías se enteraron que había una orden judicial sin respuesta para que Batchelor proporcionara una muestra de ADN y lo obligaron a hacérsela.

En pocos meses, su ADN fue ligado a la muerte de Grullón.

Después de no verla durante dos días, un hijastro de Grullón la halló muerta y boca arriba en el dormitorio de su apartamento en el quinto piso de la avenida Gerard, cerca de la calle 157 Este en el vecindario Highbridge de El Bronx.

El cadáver estaba bajo una manta y sangrado de las heridas de un cuchillo de 22 pulgadas, acorde con los detalles de la investigación.

En el momento del asesinato, Batchelor tenía 24 años y vivía un piso más abajo del de Grullón.

Los policías tenían el enlace de ADN, pero no tenían a Batchelor, que había evitado la captura hasta que fue detenido en la estación del tren.

Los detectives estuvieron buscándolo en estados tan lejos como Virginia, ya que lo rastrearon, pero no dieron su captura.

Por Miguel Cruz Tejada

Apple Store Google Play
Continuar