Presidente Temer considera una “vergüenza” el escándalo de la carne en Brasil

Por Associated Press Martes 21 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO (AP) — El presidente brasileño Michel Temer dijo el martes que es una vergüenza el escándalo sobre la carne vencida, mientras Hong Kong y Japón se sumaban a varios otros países que suspendieron algunas importaciones de carne del país sudamericano.

Temer buscó minimizar el escándalo, lo calificó como "agitación" y señaló que sólo tres de las más de 4.000 empacadoras de carne de Brasil han sido obligadas a cerrar.

No obstante, admitió que el caso ha ocasionado "una vergüenza económica al país".

Hasta ahora, la Unión Europea, China, Japón, Hong Kong y Chile han suspendido algunas importaciones de carne de Brasil, un golpe duro para una economía alicaída que es una de las mayores exportadoras de carne del mundo.

Las autoridades brasileñas sospechan que los inspectores oficiales recibían sobornos para que se hicieran la vista gorda ante la venta de carne caduca. También sospechan que el olor y la apariencia de la carne vencida eran disfrazadas usando productos químicos, agua y harina.

Las asociaciones comerciales brasileñas de carne de res, cerdo y aves de corral advirtieron que el escándalo podría tener un gran efecto sobre el empleo y la economía, porque las exportaciones del sector representan 15% del total de las ventas al exterior. Además, la cría de ganado es una parte integral de la cultura de Brasil, las parrilladas de domingo son un rito semanal, y la música campirana de la zona de pastoreo es popular en toda la nación.

Gilberto Braga, un profesor de Finanzas de la Universidad Ibmec en Río de Janeiro, dijo que las noticias podrían además alimentar una imagen de que Brasil es un país donde la corrupción está fuera de control. Aparte del escándalo relacionado con la carne, la policía y fiscales están actualmente investigando la corrupción masiva en la compañía estatal petrolera que ha implicado a decenas de ejecutivos y políticos.

"Primero hay un impacto en la imagen y la credibilidad, lo cual afecta no sólo al sector productor de proteína, y eso se refiere a la res y al pollo, sino que también es un golpe a la imagen del país, como una nación organizada y seria", dijo Braga. "Es un país que ha vivido en los últimos años a través de asuntos de corrupción que involucran a autoridades y compañías estatales, y ahora la inspección es sospechosa (de corrupción)".

Hasta ahora, el gobierno ha prohibido las exportaciones de carne de 21 instalaciones que están siendo investigadas, pero ello no ha calmado las inquietudes de los países que iban a recibir esas importaciones. Las ventas internas siguen sin verse afectadas.

El martes, Japón dijo que suspendería la importación de aves de corral brasileñas, así como de todos los productos de las compañías empacadoras de carne bajo investigación, según un comunicado en el sitio de internet de la embajada de Japón.

Esto ocurrió el mismo día que el Centro de Sanidad Alimenticia de Hong Kong anunció que, de inmediato, suspendía temporalmente las importaciones de carne congelada de res y de pollo proveniente de Brasil. Dijo que tomaba la medida a pesar de que ninguna inspección en los últimos tres años ha hallado defectos en la carne brasileña.

También el martes, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos señaló en un comunicado que había instituido la examinación en busca de patógenos de todos los embarques brasileños de carne cruda y de productos listos para consumo y que había aumentado la inspección de esas importaciones.

Brasil obtuvo cierto alivio el martes cuando Corea del Sur decidió levantar una prohibición que había impuesto a carnes de ave provenientes de BRF, una de las empresas involucradas en el escándalo. Sin embargo, el país asiático dijo que intensificará sus inspecciones de productos brasileños.

Aun así, muchos supermercados surcoreanos estaban retirando pollo brasileño de sus estantes.

La Unión Europea prohibió temporalmente la importación de productos provenientes de las compañías señaladas, mientras que Chile anunció una suspensión temporal de las importaciones de carne brasileña.

El viernes, la policía emitió 38 órdenes de arresto en relación a la pesquisa, nombrando varias compañías, entre ellas JBS y BRF. Ambas han rechazado las acusaciones.