Presidente TC advierte sobre nuevos peligros que asechan labor del Ministerio de Defensa

Por Carlos Luis Baron viernes 10 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El presidente del Tribunal Constitucional de la República Dominicana (TCRD), magistrado Milton Ray Guevara, advirtió sobre los nuevos peligros que asechan la labor de los miembros del Ministerio de Defensa, citando entre ellos el narcotráfico, el terrorismo y la trata de personas.

Recordó el inicio del proceso de despolitización de los institutos armados, del que fue testigo de excepción en su condición de ministro del gobierno constitucional del presidente Silvestre Antonio Guzmán Fernández, entre 1978 y 1982.

Hablando en el marco del conversatorio “Tutela Judicial Efectiva y Debido Proceso”, el doctor Ray Guevara sostuvo que, aunque se ha avanzado mucho, hay cosas pendientes de enfrentar en la sociedad.

La mesa de honor estuvo encabezada por el magistrado Ray Guevara, el general de brigada Luís Francisco de León Rodríguez, rector del Instituto Superior para la Defensa General Juan Pablo Duarte, coronel Ysidro López Aquino, director de la Escuela de Graduados en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y el licenciado Félix Tena de Sousa, expositor en el evento.

Señaló que el taller se realiza “sin estar en guerra fría, el enemigo principal no es la subversión política y el comunismo, ahora ustedes tienen enemigos y los países nuestros tienen enemigos más peligrosos, porque el desarrollo de las ideologías llevaba a un comportamiento inicialmente ideológico”.

Dijo que ahora “los retos del siglo 21 constituyen un peligro permanente para nuestras sociedades y para las Fuerzas Armadas y las instituciones de un país. Pensemos en la trata de personas, el terrorismo, pero más importante que todo esto es el problema del narcotráfico que penetra todas las instituciones, las instituciones de la sociedad civil, a la familia, y las instituciones del Estado”.

El magistrado Ray Guevara agregó que “en la época de la guerra fría, el comunismo se detenía en las puertas de un cuartel, pero ahora el narcotráfico y lo demuestran los datos del combate encarnizado que desarrollan el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), contra el narcotráfico, muestran que muchas veces en esa actividad hay quienes deshonran el glorioso uniforme de los institutos castrenses”.

Advirtió que en ese escenario el narcotráfico penetra además a las instituciones políticas, indicando que “la narco-política es un peligro muy grande para la sociedad y para el Estado, porque es el germen de la criminalidad y las Fuerzas Armadas y la Constitución están llamadas a cooperar en el orden público, no es una tarea exclusiva de la Policía Nacional”.

Sostuvo que “el narcotráfico es un problema tan grave que se expresa en que antes se robaba y excepcionalmente se mataba, ahora se mata para robar. La criminalidad, el sadismo, el horror de muchas de esas muertes”.

No obstante, manifestó que “en los peores escenarios en el que se participa para hacer cumplir la ley, no hay que violar la ley, por lo que hay que respetarla, respetar el debido proceso, esto es lo que le da la fortaleza y la legitimidad a la autoridad pública, que para hacer cumplir la ley no ha que violarla, sino dar ejemplos de respeto”.

El presidente del TC estimó que “una sociedad es más fuerte cuando en las peores condiciones puede exhibir que se respetan los derechos fundamentales, porque hay una tendencia a que en momentos de dificultad se obvien las reglas, eso no puede ser. La fortaleza de la democracia reside en eso y así lo señala la Constitución al tratar sobre el Estado Social y Democrático de Derecho”.

Recordó que el artículo 184 de la Carta Sustantiva señala que “habrá un Tribunal Constitucional para garantizar la supremacía de la Constitución, la defensa del orden constitucional y la protección de los derechos fundamentales. Sus decisiones son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado”.

Dijo que el TC tiene acuerdos interinstitucionales con el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, con la que ya se hizo un diplomado exitoso y se está preparando otro, como los impartidos para periodistas nacionales e internacionales, es una labor que el Tribunal hace con entusiasmo.

Felicitó a las instituciones armadas y al Ministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem por el esfuerzo reiterado que hace para adentrarse en estos mecanismos de garantía de los derechos fundamentales, como son la tutela judicial efectiva y el debido proceso, el Hábeas Data, el Hábeas Corpus y el recurso de amparo, entre otros.

Este conversatorio es la primera actividad formal entre el TC y el Ministerio de Defensa, como parte del acuerdo interinstitucional firmado entre ambas entidades en diciembre de 2015, en la persona del doctor Ray Guevara y el entonces teniente general Máximo William Muñoz Delgado, para la fecha, titular del Ministerio.