Presidente SDD considera no hay por qué desconfiar del juez designado al caso Odebrecht por la SCJ

Por Ramon Ramos Domingo 28 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios, licenciado Persio Maldonado, valoró como positiva la decisión de la Suprema Corte de Justicia al designar al juez Francisco Ortega para conocer el caso Odebrecht, a quien consideró como un magistrado con un historial muy correcto, y que es un periodista en ejercicio.

“Su vida ha sido correcta y yo espero que en su rol de juez en este caso su acción se corresponda con la mostrado hasta ahora, no tengo porque dudar de él, tengo que esperar los hechos, los expedientes”, apuntó Maldonado, quien es miembro de la comisión que preside monseñor Agripino Núñez Collado para la adjudicación de las dos plantas termoeléctrica de Punta Catalina.

Dijo, además, que espera que el caso de Odebrecht sea llevado hasta las últimas consecuencia ya que ha revoloteado a toda América Latina, y que esto incluye a la República Dominicana.

“Espero que en la fase final en la que está la Procuraduría General de la República responda a las expectativas que tiene la población dominicana y que los que están involucrados en este proceso paguen las consecuencias”, subrayó Maldonado luego de participar en la homilía con motivo a la 51 Jornada de las Comunicaciones Sociales, en la Catedral Primada América.

A seguida, expresó que hay dos cosas que la sociedad dominicana debe tener claro, una cosa, es el juez y otra cosa, es la forma en que se preparan los expedientes para que estos pasen las pruebas del juez.

Adujo que no se trata de crear un paredón para llevar gente y fusilarlo.
“Creo que atiendo a un debido proceso, a un adecuado proceso, la Procuraduría General de la República tiene la enorme responsabilidad de sustentar cada uno de estos expedientes para que ningún corrupto se escape”, apuntó Maldonado.
Sostuvo que si se prepara mal los expedientes tan poco se podrá pedir un juez que condene a un culpable sin una prueba contundente.