Presidente Peña Nieto pide mayor protección para los periodistas en México

Por Persio Maldonado jueves 18 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Gritos de “¡justicia!” resonaron entre los reporteros el miércoles luego de que el presidente Enrique Peña Nieto pidió un momento de silencio en honor de los periodistas asesinados a un ritmo aterrador en México.

La reunión de emergencia del mandatario con su gabinete de seguridad y los gobernadores del país tenía la intención de presentar una respuesta unida al asesinato de periodistas en todos los extremos del país en lo que va del año. Con el homicidio de Javier Valdez el lunes en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, ya suman seis asesinatos de reporteros en seis estados del país en menos de tres meses.

“La violencia no puede ser parte de nuestra vida cotidiana”, declaró el presidente. “Cada crimen contra un periodista es un atentado contra la libertad de expresión, y de prensa, y contra la ciudadanía”.

El encuentro llevó el nombre de “Acciones por la libertad de expresión y para la protección de periodistas y defensores”, pero como es costumbre, Peña Nieto no tomó preguntas de los reporteros.

El presidente enlistó tres medidas, sin dar más detalles.

Prometió más recursos para ayudar a los periodistas que enfrentan amenazas y para la procuraduría especial encargada de investigar los delitos contra los reporteros.

Hasta ahora, ambas medidas han resultado insuficientes para evitar el derramamiento de sangre de los trabajadores de medios de comunicación en el país. México se encuentra únicamente por debajo de Siria y Afganistán en ese tipo de homicidios.

Peña Nieto también hizo un llamado para una mejor coordinación entre las autoridades federales y estatales, y para el desarrollo de protocolos en el manejo de dichas investigaciones.

Aunque los asesinatos de periodistas llaman la atención, no son una anomalía en un país con problemas de seguridad cada vez mayores. En general, los homicidios aumentaron un 29% en el primer trimestre de 2017.

Peña Nieto pareció aludir al hecho al indicar: “El homicidio de periodistas y de defensores de los derechos humanos muchas veces es síntoma de un fenómeno mayor de impunidad”.

El mismo día, el fiscal general del estado de Sinaloa, Juan José Ríos, dijo que las circunstancias del homicidio de Valdez apuntan a que fue asesinado a causa de su labor periodística.

Ríos añadió que ya se toman medidas para proteger a la familia de Valdez, así como a Riodoce, la publicación de la cual fue cofundador.

La noche previa, varios cientos de periodistas se reunieron frente a la Secretaría de Gobernación (Interior) para protestar por los homicidios.

Uno de ellos, Alejandro Páez Varela, director de contenido del diario en línea SinEmbargo.mx, dijo que el asesinato de Valdez — a plena luz del día y a una cuadra de la redacción de Riodoce— fue una demostración de impunidad.

“Matan porque pueden matar. Y matan porque nunca van contra ellos”, dijo Páez Varela. “Y eso es culpa del gobierno federal”.

Apple Store Google Play
Continuar