Presidente francés pide ejemplaridad a Fillon, que le acusa de “maquinación”

Por El Nuevo Diario Miércoles 22 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- El presidente francés, François Hollande, pidió hoy "ejemplaridad" a "quienes aspiran a las más altas responsabilidades", una advertencia velada al candidato conservador al Elíseo, François Fillon, que le respondió acusándole de "maquinación".

Durante la reunión semanal del Consejo de Ministros, según relató el portavoz del Gobierno, Stéphane Le Foll, Hollande dijo que el ejercicio del poder debe ser "ejemplar" y "no puede haber sospechas entre quienes ejercen altas funciones o quienes aspiran a las más altas responsabilidades".

Sin nombrar a nadie, sus palabras fueron interpretadas como una reacción a la dimisión de su ministro del Interior, Bruno Le Roux, tras haberse abierto una investigación por haber contratado como asistentas parlamentarias a sus dos hijas desde que eran adolescentes.

Pero también pareció apuntar a Fillon, imputado por haber contratado como asistenta parlamentaria a su esposa y a dos de sus hijos, pese a lo cual no ha retirado su candidatura al Elíseo.

El ex primer ministro se sintió directamente aludido por las palabras de Hollande y, en declaraciones a la emisora de radio France Info, acusó al presidente de estar dirigiendo una "maquinación" para apartarle de la carrera electoral.

"Caen las máscaras y la maquinación es ya visible para todos los franceses. Cada semana hay filtraciones del secreto de instrucción organizadas por los servicios del Estado", señaló Fillon, cuya línea de defensa viene siendo la de considerarse objeto de un complot.

Fillon acusó a sus contrincantes electorales de aprovechar esas "pseudorrevelaciones" para "exigir que no haya candidatos de la derecha" en los comicios presidenciales de abril-mayo próximos.

"La verdad es que la izquierda es incapaz de ganar estas elecciones y que su única opción de conseguirlo sería no tener adversarios a la derecha", indicó.

Ante la petición de algunos de sus adversarios de que siga los pasos de Le Roux y se retire de la campaña, Fillon afirmó que "son cosas diferentes".

"Yo no soy ministro del Interior, soy candidato a las presidenciales. Esto es un ataque sin precedentes contra el proceso democrático", recalcó.

Las peticiones de retirada de Fillon se multiplicaron tras la dimisión de Le Roux, pero también después de que la Justicia francesa ampliara las acusaciones contra el candidato, centradas hasta ahora en la malversación, para incluir presuntos delitos de estafa y falsificación de documentos.

Según el vespertino "Le Monde", los investigadores sospechan que algunos de los documentos recopilados en la Asamblea Nacional fueron falsificados para justificar el trabajo de la esposa de Fillon como asistente parlamentaria.

El abogado de Penelope Fillon, Pierre Cornut-Gentille, negó cualquier falsificación y aseguró que "todos los documentos, sin excepción, son auténticos".

"La actividad de Penelope Fillon al lado de su esposo era una realidad, todos los documentos relativos a ese trabajo son verdaderos", destacó el letrado en un comunicado, en el que calificó de "rumores" las alegaciones de que son falsos.