Presidente del PLD en Montecristi denuncia “atropello” en caso síndico de Cana Chapetón

Por El Nuevo Diario jueves 5 de diciembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, MONTECRISTI. El presidente del Comité Provincial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en Montecristi y miembro del Comité Central, Miguel-Tito-Bejarán, denunció este jueves que el director de la Junta del Distrito Municipal de Cana Chapetón, José Reyes (Papito), supuestamente está siendo víctima de una injusticia por parte de las autoridades judiciales en esa demarcación.

A través de una declaración de prensa, Bejarán consideró que en ese caso la justicia de esa provincia “actúa con temor a la opinión pública y condiciona sus decisiones judiciales por la agresividad del Ministerio Público”.

Precisó que ante los acontecimientos que han gravitado en el país con los casos de feminicidios, los jueces y fiscales han adoptado “una actitud de miedo que los impulsa a ser más drásticos siendo esto lo correcto, afirmando no obstante, que si es malo ser indulgente con los violadores de la ley, mucho peor es ser cruel contra personas inocentes”.

Sostuvo que en el “caso que nos ocupa no hay indicios, pruebas, ni testimonios que permitan establecer condena sobre Juan José Reyes Colon alias Papito”.

El presidente del PLD en Montecristi consideró que ante tales circunstancias, el Sr. Reyes se convierte en una víctima de la justicia y técnicamente en un “secuestrado”, ya que al carecer de pruebas incriminatorias el sistema judicial le hace un flaco servicio a la sociedad afectada en este caso, al privar de libertad al ciudadano elegido para dirigir la Junta de Cana Chapetón.

Asimismo, Miguel Bejarán solicitó al Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez investigar de manera fehaciente “las circunstancias que mantienen inapropiadamente en prisión al funcionario municipal de esa localidad”.

Se recuerda que un tribunal de Montecristi impuso medidas de coerción contra del alcalde del distrito municipal deCana Chapetón, Juan José Reyes Colón, su esposa María Ynoemí Gómez y el hijo de ambos Luisardi Noel Reyes Gómez, quienes fueron sometidos a la justicia por presuntamente incurrir en violencia de género e intrafamiliar recíproca.

Contra el alcaide Reyes Colón y su hijo Reyes Gómez fueron impuestos tres meses de prisión preventiva en la cárcel San Fernando de Montecristi, mientras que a la señora Ynoemí Gómez presentación periódica ante el Ministerio Público y someterse a vigilancia del párroco de la comunidad.

Anuncios