Presidente ADOCCO afirma fue “novatada” del Procurador comprometerse a revelar nombres sobornados

Por El Nuevo Diario Lunes 22 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El presidente de la Alianza Dominicana contra la Corrupción (ADOCCO), Julio César de la Rosa Tiburcio, afirmó que fue “una novatada” del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, comprometerse a revelar los nombres de las personas mencionadas en las violaciones de Odebrecht sobre el tema el sobornos en el país, para después alegar que ese hecho violaría el debido proceso.

“Yo pienso que el procurador puso en evidencia su inexperiencia como Ministerio Público, y es de las cosas que se deben tomar en consideración a la hora de designar a una persona en una posición tan importante y que tiene tal responsabilidad, que realmente con esta acción lo pone en evidencia”, expresó.

El también consultor en políticas públicas destacó que Rodríguez no debió darle tal información a la población dominicana que viene reclamando el fin de la impunidad, y precisó que el tema de Odebrecht ha sido la detonante para que ese aletargo que tenía la sociedad se haya podido cambiar.

Entrevistado anoche en el programa Toque Final con Julio Martínez Pozo, por Antena Latina 7, manifestó que no hay dudas de que esta situación va  a crear un desaliento, ya que el procurador había prometido que en 30 días serían dados los nombres, que no necesariamente debía él anunciar porque ya se había arribado a un acuerdo. “Si se va a respetar el debido proceso de ley lo más razonable jurídicamente hablando es que esos nombres se conozcan cuando ya se haya determinado la comisión de un ilícito penal y que tenga vocación de ser sometido a la acción de la justicia”.

Dijo que es muy probable que pudieran salir nombres de personas de las que al momento de realizar las investigaciones no existan elementos probatorios contundentes como para formularle cargos, y eso sólo va a crear más confusión.

El presidente de ADOCCO entiende que esa situación ha caído de una forma que la población y las organizaciones que vienen reclamando el fin de la impunidad, que no lo han visto de manera positiva porque le hace daño a la lucha contra la corrupción.

“Habíamos advertido desde nuestra instancia que si se iban a mencionar nombres era porque ya se tenían los elementos probatorios suficientes, y se les iba a solicitar medida de coerción y se continuaría investigando”, sostuvo el abogado.

Tiburcio dijo que se trata de un proceso de investigación que no se inicia en la República Dominicana, y que a partir de las investigaciones del Ministerio Público de Brasil y la mención que hace el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, a raíz de una negociación que llegan las autoridades judiciales estadounidenses con la firma Odebrecht donde ellos se comprometen a delatar, y sobre todo, a pagar una indemnización por los daños causados y es eso lo que se conoce en el país.

Sin embargo, indicó que eso ha valido para que se hagan reclamos. “Las autoridades, en consecuencia el Presidente de la República ha dado respuesta en términos de los contratos cuestionados y le ha dado luz verde al Ministerio Público para que haga las investigaciones, pero las mismas deben realizarse basándose en pruebas, pues la normativa procesal penal dominicana es muy clara… por la sola mención de la persona involucrada en este ilícito no significa que pudiera establecerse responsabilidad si no se tienen las pruebas a mano, se debe probar al individuo lo que se le imputa”.

Precisó que las investigaciones a partir de este traspié que ha dado el Procurador General de la República lo que va a hacer es empantanar más el proceso, y que es muy lamentable porque se está ante un caso que sin duda va a sentar un precedente en el país, y si se maneja con esos niveles de torpeza es evidente que los resultados que los resultados no serán  los esperados.

Reiteró que se ve que el  Procurador General de la República ha fallado porque no tenía necesidad de crear esa falsa expectativa, que ha tenido como consecuencia que la gente demande cada vez más y demande su papel.

Insistió en que este debe cambiar el rumbo, ser menos sensacionalista y basarse en un proceso de investigación que pueda reunir las evidencias, que cuando sea sometido un caso no se caiga en los tribunales como ha sido tradición del Ministerio Público de mal elaborar casos, de someter casos sin la debida fundamentación, y lo que hace es avalar la irregularidad cometida por el funcionario imputado.

Agregó que el Ministerio Público debe obrar con suficiente tacto para que los casos sean fundamentados, y tengan la sustancia que demanda un caso penal para que pueda tener ganancia de causa ante los tribunales.

“Si hay personas vinculadas a los sobornos, cuya acción ya ha prescrito, es evidente que no hay razón para que sea mencionada porque la sensación que quedará en la población es que se excluyó y fue favorecido”, dijo el Presidente de ADOCCO.