Presidenta Supremo de Brasil pide “serenidad” a 2 días de decisión sobre Lula

Por EFE lunes 2 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.- La presidenta de la Corte Suprema de Brasil, Carmen Lucia Antunes, pidió hoy “serenidad” a dos días de que ese tribunal retome el análisis del “habeas corpus” preventivo solicitado por el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años de prisión por corrupción.

“Es un tiempo en el que hay que pedir serenidad. Serenidad para que las diferencias ideológicas no sean fuente de desorden social. Serenidad para romper con el cuadro de violencia. Violencia no es justicia”, dijo Antunes en un pronunciamiento divulgado hoy por ‘TV Justiça’.

La presidenta del Supremo afirmó que Brasil vive “tiempos de intolerancia y de intransigencia contra personas e instituciones”, al tiempo que destacó que “fuera de la democracia no hay respeto al derecho ni esperanza de justicia y ética”.

“Tienen que respetarse opiniones diferentes. Los problemas se resuelven con racionalidad, competencia, equilibrio y respeto a los derechos (…) Diferencias ideológicas no puede suponer enemistades sociales”, subrayó.

El motivo de la declaración de la presidenta del Supremo no fue informado, pero se produce a dos días de que el pleno de esa corte retome el decisivo análisis del “habeas corpus” solicitado por Lula, que, de serle concedido, le permitiría apelar en libertad hasta que se agoten todos los recursos en las distintas instancias judiciales.

El expresidente, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y pretende presentarse a las elecciones de octubre, fue condenado en enero pasado a 12 años de prisión por un tribunal de segunda instancia que le halló culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero en un caso relacionado con la trama destapada en Petrobras.

Una decisión cautelar de la Corte Suprema tomada en 2016 permite que una sentencia empiece a ser ejecutada una vez concluyan todas las apelaciones en segunda instancia y aún cuando haya posibilidades de otros recursos en instancias superiores, entre ellos el propio Supremo.

Para evitar su encarcelamiento, lo que podría ocurrir en las próximas semanas después de que el tribunal que le condenó ya le negara un decisivo recurso hace justo una semana, la defensa solicitó un “habeas corpus” preventivo con objeto de que Lularesponda en libertad hasta agotar todas las apelaciones.

El Supremo comenzó las discusiones el pasado 22 de marzo, pero suspendió la sesión y la aplazó para este miércoles, si bien antes concedió a Lula un salvoconducto que impide su prisión hasta el veredicto final sobre el “habeas corpus”.

Con objeto de que el Supremo no mude de opinión, fiscales y jueces del país defendieron hoy en un documento entregado a la máxima corte la prisión a los condenados en segunda instancia.

Por su parte, los abogados del líder del Partido de los Trabajadores (PT) también remitieron hoy a ese tribunal el parecer de José Afonso da Silva, el jurista “más citado en el Supremo”, según comunicaron, quien defiende la ejecución de penas solo cuando se agoten todas las apelaciones en la Justicia.

Antunes se reunió este lunes con el director general de la Policía Federal, Rogerio Galloro, a fin de discutir el dispositivo de seguridad durante el análisis del “habeas corpus” ya que la expectativa es que haya protestas a favor y en contra del ex jefe de Estado tanto en Brasilia, como en otros puntos de la geografía brasileña. 

Apple Store Google Play
Continuar