Preservemos el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte 

Por William Aish

Desde que era un mozalbete a eso de los 8 años estoy yendo al Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, primero como atleta de béisbol con la Liga Eduardo Nicasio, también jugaba baloncesto de vez en cuando en las canchas abiertas, ya más adelante como periodista, quizás tengo casi tres décadas siendo un asiduo visitante de ese pulmón de la capital. 

Siendo esto, puedo decir que conozco cada rincón del Centro Olímpico, y desde hace unos años estoy viendo que ese centro deportivo no tiene dolientes, ya es un arrabal que no es ni la sombra de que era. 

La semana pasada este medio publicó un reportaje sobre la arrabalización del Centro Olímpico, que fue acogido como bueno y válido por muchas personas, que se hicieron eco y mostraron preocupación al ver cómo se deteriora y cada vez más se achica el espacio del denominado “olímpico”. 

Nos comunicamos con la dirección de prensa del Miderec y estos nos informaron que en cualquier momento se iban a pronunciar sobre el reportaje.  

Esta campaña de preservar al vetusto complejo no es más que ayudar al ministro de Deportes, Francisco Camacho, ya que dentro de la edificación se observa como ciertas instituciones del estado tienen ese pulmón como depósito de chatarras. 

Estas instituciones, tal cual lo citamos en el reportaje de la semana pasada “Centro Olímpico Juan Pablo Duarte no tiene dolientes, está arrabalizado”, son el Ministerio de Interior y Policía, la OMSA, Digesett, Presidencia, y otras, lo han usado desde hace años como depósito de vehículos, y nadie dice nada. 

También los vehículos de los empleados del Hospital Central de las Fuerzas Armadas, y hasta los pacientes se parquean en el olímpico, quitando así el esplendor del parque deportivo.   

Además de los trabajos que han mutilado parte de la edificación, a eso se le suma los tantos conciertos que alberga el olímpico, que al parecer maneja un buen dinero por el alquiler del Estadio Olímpico, que se estima unos 5 millones de pesos, pero ese pago no se refleja en la inversión del campo, ya que la pista de atletismo, entre otras cosas del parque que se ve muy deteriorada.  

De manera que la cancha está servida y esperamos que el Ministerio de Deportes tome carta en el asunto, porque si no sería un punto negativo a la valiosa obra que está haciendo el presidente Luis Abinader, a través del Miderec que dirige el ministro Francisco Camacho. 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar