Presencia de militares y policías empieza a abundar en las calles del Gran Santo Domingo

Por El Nuevo Diario viernes 31 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Un operativo de la Policía y las Fuerzas Armadas fue desplegado este viernes en la capital dominicana en el marco de un plan para reducir la ola de criminalidad en el país.

El Gobierno dominicano dispuso el pasado miércoles una serie de medidas que desde hoy realizan de forma conjunta los cuerpos de seguridad.

Este viernes 7.000 integrantes de los cuerpos de seguridad participan en el operativo.

Unidades tácticas Swat, Lince y los Topos de la Policía, así como el Comando Especial Contraterrorismo del Ministerio de Defensa, la Fuerza de Tarea Conjunta e Intergerencial y la Fuerza de Tarea Conjunta Ciudad Tranquila forman parte del dispositivo de seguridad.

En el operativo fueron instalados retenes en puntos identificados por las autoridades como los de mayor índice de criminalidad.

El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, calificó hoy de “exitoso” el operativo contra la delincuencia y aseguró que durante las primeras horas de su ejecución se ha decomisado una gran cantidad de armas ilegales.

El funcionario explicó que el operativo se mantendrá hasta que se garantice “ese derecho sagrado que tienen los dominicanos a vivir tranquilos, a desplazarse con seguridad por las calles, porque como hemos repetido, las calles no son para los delincuentes, son para los hombres y mujeres trabajadores, serios y decentes”.

El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, afirmó que se trata de un “plan integral” puesto en marcha por las autoridades y que será permanente.

La Policía ha reportado la muerte de al menos medio centenar de personas en atracos, riñas o en enfrentamientos con agentes policiales en el último mes.

Según cifras del Ministerio de Interior, el año pasado en el país se registraron 1.613 homicidios, de los cuales 978 (61 %) fueron causados por armas de fuego.

Un estudio publicado por el movimiento Participación Ciudadana, capítulo dominicano de Transparencia Internacional, señaló que la desigualdad social, el desempleo y el tráfico de drogas son las principales causas estructurales del auge de la delincuencia en el país.