Portugal continúa combate a gran incendio que se extiende por 13 kilómetros

Por EFE martes 8 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, LISBOA.- Portugal continúa el combate al gran incendio forestal que se desató el lunes en Oliveira de Frades, en el centro del país, que se extiende a lo largo de 13 kilómetros y que los bomberos esperan poder dominar durante la madrugada, informaron este este martes medios locales

El fuego afecta a una zona con orografía “muy compleja” y actualmente arde en varios puntos repartidos por pequeñas áreas muy dispersas a lo largo de 13 kilómetros en línea recta, explicó en rueda de prensa el comandante de Protección Civil Luís Belo Costa.

Belo Costa señaló que el 40 % del área del incendio, que se extendió a los municipios vecinos de Sever do Vouga y Águeda, ya está dominado, y el 60 % restante continúa activo.

A última hora de la tarde, más de 770 bomberos luchaban contra las llamas, apoyados por tres medios aéreos y más de 260 vehículos de extinción terrestre.

La estrategia actual pasa por “un esfuerzo combinado entre máquinas pesadas, maniobras de fuego realizadas por técnicos con credenciales de la fuerza especial de Protección Civil y el empeño de los bomberos”, con lo que esperan terminar de dominarlo durante la madrugada.

No hay aldeas en riesgo, pero Protección Civil está dedicando parte de sus medios a proteger las poblaciones de la zona de forma preventiva.

El de Oliveira de Frades, donde el lunes murió un bombero mientras combatía las llamas, es el más preocupante de los nueve incendios que están activos en Portugal, en los que trabajan más de un millar de bomberos.

El Gobierno portugués había decretado hasta esta medianoche la situación de alerta por riesgo de incendio en 14 distritos del norte y centro del país y hoy decidió prolongarla hasta el viernes debido a las previsiones meteorológicas.

El centro de Portugal, en su mayoría rural, ha sido especialmente castigado este verano por incendios de consideración.

Especialmente agresivo fue el declarado el pasado julio en la localidad de Oleiros, unos 60 kilómetros al sur de Sobral de São Miguel, que tardó tres días en ser controlado y quemó cerca de 6.000 hectáreas.

También ese mes fueron consumidas 1.000 hectáreas en Covilhã, en la misma zona.

Según los datos más recientes del Instituto de Conservación de Naturaleza y Florestas de Portugal, desde el 1 de enero al 15 de agosto se han registrado en el país 6.622 incendios que han consumido más de 36.000 hectáreas.

Son un 44 % menos incendios que los registrados tradicionalmente en este periodo durante la última década.

 

Apple Store Google Play
Continuar