¿Por una persona ser artista famoso entrará a reino de los cielos?

Por Miguel de J. Ramírez P. martes 23 de febrero, 2021

Hermanos y amigos que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad expondremos este tema, en virtud de lo que piensan muchas personas, cada vez que muere un artista famoso, esperando les sea de enseñanza e información.

Bien, comenzamos diciendo que un artista que es el practica algún arte, de ahí el nombre artista. Ahora, hay artista que se han destacado y otros no han sobresalido, aunque no dejan de ser artistas. Entre éstos están los que cantan, los pintores, los fabricantes de diferentes muebles y estatuas llamados artesanos, los comediantes, los escritores, los actores, los bailarines, los diseñadores, etc., etc.

Ahora bien, el tema que nos muere es qué, porque una persona se haya destacado en los diferentes artes de la vida y haya triunfado, progresado, adquirido fama, fortuna y hasta privilegios nacional e internacional, esto no garantiza su entrada al reino de los cielos, sino se pone de acuerdo con el dueño y salvador de la humanidad el Señor Jesucristo. Mateo 4:17; Juan 14:6; Juan 3:36; Juan 5:24.

Muchas personas se identifican con los llamados artistas del canto y de la música principalmente y cada vez que alguno de ellos muere, externan que Dios lo tenga en su gloria, aunque este artista, no haya dado testimonio de vivir de acuerdo a las Sagradas Escrituras y seguir las enseñanzas de Cristo e incorporarlas a su vida diaria y personal y sólo porque triunfo en el arte y se hizo famoso, ya creen que Dios lo recibirá por esto, algo lejos de la realidad bíblica.

Hermanos y amigos, los artistas también practican el pecado y de no arrepentirse y convertirse a Cristo, no hay garantía de salvación, y más si mueren practicándolo, según las citas bíblicas siguientes: “No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,  ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios”, 1ra. Corintios 6:9 y 10.

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”, Apocalipsis 21:8.

Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira”, Apocalipsis 22:15.

Hay que se han declarado abiertamente hechiceros, homosexuales, mentirosos, irresponsable, deshonestos, idólatras, lesbianas, infieles, violentos, obscenos, afeminados, borrachones, homicidas, drogadictos, narcotraficantes, suicidas, etc., etc., y muchos murieron viviendo así y ahí citas en la Biblia que dicen que los que practican estas cosas no heredarán el reino de los cielos, a menos que no se arrepientan y cambien de conducta a través de Jesucristo y su palabra en vida, no lo digo yo, hay están las citas.

Por otro lado, cuando un artista o cantante sobresaliente se convierte a Jesucristo y quiere abandonar esa vida de tentaciones y dejar de cantar al pecado, inmediatamente el Maligno (Satanás) mueve a alguien con un contrato millonario para recuperarlo y tenerlo perdido en el llamado arte de la rumba y la vida alegre. Alábalo si puede… Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.  Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles”, palabras de Jesucristo en Lucas 9:23 al 26.

Mis queridos hermanos y amigos, muchos artistas adinerados y famosos que realizan obras de caridad ayudando personas con necesidades diversas de salud, alimentos, medicina, juguetes para los niños, etc., y está bien que lo hagan, pero la Biblia dice que sin santidad nadie verá al Señor y santidad quiere apartarse del pecado, la contaminación y la corrupción, porque nadie va a dañar el cielo, y desde luego es bueno hacer el bien, dejando de hacer lo malo practicando diversos pecados que nos impedirían la salvación…

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”, Efesios 2:8.

“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”, Hebreos 12:

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”, Hechos 3:19.

En este mismo, sentido, en una ocasión le fue llevada al Señor Jesucristo mientras predicaba en una sinagoga o templo judío una mujer sorprendida en adulterio, y Señor Jesucristo la perdonó no porque apoyara este pecado, sino por su misericordia y le dijo vete y no peques más, lo que quiere decir, aunque fuera artista famoso o famosa, si siguió en lo mismo se perdió. “Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba. Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más”, Juan 8:2 al 11.

¿Cree usted que por ser un cantante famoso entrará al reino de los Cielos si muere de repente como ya le ha pasado algunos? ¿Sabía usted que muchos de estos artistas le cantan a la marihuana, la violencia hacia las mujeres, el sexo desenfrenado y degenerado, promueven la obscenidad en sus canciones y muchos los aplauden y pagan para verlos y seguirlos? ¿Cree que así se llega a la patria celestial, aunque esto les dé dinero, fama y placeres de la carne? ¿Cree usted

que porque los artistas les atribuyan sus triunfos a Dios promoviendo toda clase de perversiones en sus canciones obtendrán la salvación,  aunque no se arrepientan de sus pecados y rechacen a Jesucristo como Salvador de su alma? ¿Sabe usted lo que es usar el nombre de Dios en vano?

Concluyendo, todos los artistas que están vivos en esta tierra pueden salvarse de la condenación eterna del alma, siempre y cuando abandonen el pecado como han hecho algunos pocos, aceptando el único camino para llegar al Padre: Cristo y andar en luz y no en tinieblas como él mismo lo establece en sus enseñanzas, pero lo que han muerto ya en el engaño, imposible y difícil, en vida es que hay que dar testimonio y práctica, debe haber un antes y un después de usted arrepentirse y convertirse, aunque pierda el talento del arte, la fama y el dinero, si quiere lo eterno desde luego. Así que el ser artista no garantiza nada para fines de salvación siendo un delincuente espiritual, la santidad y la conducta cristiana si lo garantiza… Juan 9:12, Romanos 3:23; 2da. Corintios 5:17.

Que el Señor les bendiga y nos ayude a todos a seguirlo de verdad…

Nota: Perseveramos en Cristo asistiendo al templo Asamblea de Dios, ubicada en la Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta No. 172, cultos los domingos de 9 a.m. a 10:30 a.m. y de 11 a.m. a 12:30 p.m.

Miguel de J. Ramírez P.

Comenta