Por sus frutos los conoceréis

Por Jesús M. Guerrero miércoles 18 de enero, 2017

La tan controvertida competencia por la Liga Municipal, que exhiben los partidos del sistema se ha tornado feroz, y antes de ser un aporte a la municipalidad parece ser una batalla sin cuartel. Algunos de los aspirantes no han escondido sus apetencias personales para apropiarse de tan codiciado organismo estatal; sin siquiera presentar un plan para dirigirla por los siguientes 4 años.

Han montado una campaña de golpeó contra quien se vislumbra como el garante de la institucionalidad; de lograr escalar los peldaños y ascender a ser uno de los principales pilares de la municipalidad dominicana, me refiero a Neney Cabrera.

Lo han tildado de carente de experiencia, sin reconocerle sus dos cuatreños ocupando un curul en las cámaras de la Feria y por donde desfiló sin dejar rastros de actuaciones cuestionables. En eso podemos afirmar que no tiene experiencia.

Sin embargo, la actual gestión que se encuentra al frente de la Liga Municipal puede ser cuestionada producto de la auditoría realizada por la Cámara de Cuentas, la cual comprendió los ejercicios presupuestarios desde el año 2010 al 2014. En la cual fueron revelados pagos sin justificación que ascendieron a la cuantiosa suma de RD$188 millones.

El candidato por el oficialismo no puede negar que su gestión al frente de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), transcurrió sin glorias y muchas penas. Las guaguas brillaban por su ausencia; cosa que debemos reconocer que en la actualidad vemos mayor presencia en nuestras vías de las famosas OMSAS.

Alguien que tuvo problemas al interpretar la ley 340-06 sobre contrataciones públicas no debe estar al frente de ninguna institución estatal.

El discurso dado por Neney Cabrera, la improvisación estuvo ausente y las propuestas en beneficio de todas las Alcaldías y por tanto, de la mancomunidad fueron su principal carta de presentación. No se ha prestado a esta guerra que nada aporta a la ciudadanía.

Este tipo de ejecución debe ser saludada y aplaudida, sin importar nuestras parcelas políticas. Más institucionalidad se traduce en más transparencia.

El actual Secretario General de la LM, se destapó con penosas declaraciones afirmando que el organismo que dirige perdió su razón de ser y que debe surgir otra entidad; irónicamente miembros de su partido lo endosan y mientras, continúa luchando por seguir a la cabeza de la LM.

Ante la simple lógica, con esas declaraciones a la prensa el actual Secretario General acaba de afirmar que se encuentra en miras de ser el Secretario saliente.

No se necesita suprimir la LM, lo que se necesita es renovarla y eso es posible con alguien con capacidad y voluntad política para lograrlo.

En un artículo anterior, esbocé que quien garanticé la institucionalidad es el Secretario General que necesita la Liga Municipal y por defecto, la elección correcta y en estos momentos quien ser perfila a tener ese mote es José Leonel “Neney” Cabrera.

 

Comenta