¿Por qué la comunidad internacional ha dejado sola a Ucrania?

Por Alfredo García

La guerra cultural tiene distraído y dividido a Estados Unidos y a Europa, por ello los rusos y los chinos, empezaron a comer con su dama

“Ningún régimen autoritario dura eternamente.El autoritarismo y el absolutismo tarde o temprano terminan”  -Barack Obama

“Perdona a tus enemigos, pero nunca olvides sus nombres”

–         John F. Kennedy

Ucrania la han dejado sola, así lo expresó el mismo presidente Volodimir Zelenski, quien lamentó el pasado viernes que nadie haya ido a su rescate en momentos en que su país es invadido de manera aplastante por los rusos.

Y es que la comunidad internacional ha tratado con paños tibios el tema pues más allá de enérgicos discursos desaprobatorios contra la invasión rusa, las sanciones anunciadas contra el régimen de Vladimir Putin son “un pellizco de ñoco”, ósea, insignificantes e insuficientes para detener la avanzada militar de los rusos sobre Ucrania.

Cancelar el visado de parlamentarios, congelar fondos internacionales a oligarcas, negar el acceso de Rusia a financiamiento internacional, impedir a algunos bancos rusos, no a todos, las transacciones internacionales; de ninguna manera van a impedir que el ejército ruso tome a Kiev, la capital ucraniana, pues esas medidas ya fueron contempladas por Moscú durante la planificación de esta invasión, y durante ocho años se prepararon para enfrentarlas.

 

Paños tibios

¿Por qué digo que las sanciones no son sinceras, sino paños tibios?, porque dejan abiertas posibilidades y opciones para que Rusia siga operando internacionalmente con sus dos principales bancos el Sberbank y VTB, que al momento de escribir este artículo, aún seguían incluidos en el sistema de transacciones internacionales Swift.

La Unión Europea tiene además el dolor de cabeza de que si saca del sistema Swift a todos los bancos rusos, los bancos europeos a los los bancos europeos a los que Rusia les debe más de 30 mil millones de dólares, tendrán problemas para recuperar su dinero.

Cuando el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo la semana pasada que Putin era inteligente, no era alabándolo, sino diciendo que esta invasión estaba muy bien pensada y que las sanciones a las que se exponía Rusia, no le afectarían su día a día ya que sería un costo muy bajo a pagar por la toma de un país.

Sin dudas que la rentabilidad para los rusos en este proceso es exponencial -se le fueron adelante a los americanos y a los europeos en estrategia financiera y militar- pues si para adherir un país de 40 millones de personas a su vasta extensión sólo tienen que pagar esas sanciones anunciadas, pues casi seguro están preparando la siguiente escalada militar.

¿Por qué la Unión Europea y Estados Unidos son cautos en sancionar a Rusia?

Vladimir Putin en 2014 invadió la península de Crimea que pertenece a Ucrania, tras este hecho fue sancionado por la comunidad internacional con medidas parecidas a las que ahora se le imponen.

Desde entonces los rusos aprendieron a vivir con dichas sanciones y prepararon su economía para ser lo menos dependiente del exterior al mismo tiempo que la Unión Europea y Estados Unidos se hacían más dependiente de la energía de Rusia, creándose un esquema en el que mundo necesitaba más de Rusia de lo que Rusia necesitaba del mundo.

Al lograr blindar su economía alimentándose de los euros y dólares de sus clientes internacionales antes mencionados, se propició un ambiente perfecto para Putin iniciar el proceso con el que busca ensamblar El Gran Imperio Ruso por medio de la anexión de todas las naciones que antes conformaban la Unión Soviética.

Ante esta escalada el mundo sólo puede pronunciar discursos condenatorios con medidas tibias que rinden más un efecto de Relaciones Públicas que el deseo sincero de hacer frente a la situación, dado que en la práctica tienen una alta dependencia energética de Rusia y por ello no quieren cortar el vínculo económico con ésta.

¿Cuáles Medidas serían las que sí afectarían a Rusia?

Aislar a Rusia representa un coste económico muy alto para la Unión Europea y Estados Unidos, por cuanto el Kremlin podrá hacer lo que le plazca en su plan expansionista de añadir nuevos territorios sin que estas potencias puedan hacerle frente.

Sin embargo, si ciertamente quisieran tomar medidas efectivas, lo que se debe es aislar completamente a Rusia e impedir cualquier intercambio comercial de todo tipo, incluida la compra de gas y petróleo que es por donde Putin tiene agarrado al mundo, así como dar por perdida la deuda con Rusia.

El problema es que este sacrificio económico es muy alto a cambio de la libertad ucraniana, por ende, la Unión Europea y Estados Unidos, no afectarán sus intereses en aras de la libertad y el derecho internacional.

China es el factor x en esta ecuación ya que, sin el concierto del gigante asiático entre los países sancionadores, las medidas carecerán del efecto contundente necesario para que sea disuada la escalada rusa sobre Ucrania.

La situación se agrava

Ahora bien, tras el éxito del 2014 con la invasión y ocupación de la península de Crimea, y ahora con la casi inminente anexión de Ucrania, ¿qué, ¿quién o quiénes impedirán que Putin siga su avance anexando territorios y países que entiende pertenecen a Rusia?

De igual forma una vez Rusia tenga éxito en sus primeras etapas de invasión, ¿qué impide que China no haga lo mismo con Taiwán y con otros territorios que entienda le pertenecen?

No cabe dudas de que, en el tablero de la geopolítica mundial, “la pava ya no pone donde ponía”, y que mientras Estados Unidos siga distraído pensando en pajaritos en el aire con una guerra cultural que lo divide y debilita, China y Rusia se apropiarán de medio mundo, muertos de la risa.

POR ALFREDO GARCÍA

*El autor es analista político.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar