¿Por qué financiar los programas protegidos y prioritarios?

Por Liza Collado lunes 5 de abril, 2021

La Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 contempla la necesidad de financiamiento para los programas prioritarios o protegidos, orientados a visibilizar y alcanzar los objetivos y metas que tienen mayor impacto y valor en la producción pública. El compromiso orientado hacia resguardar la institucionalidad se traduce en que las nuevas administraciones realicen los ajustes necesarios, de acuerdo con sus prioridades para poder sostenerlos.

En el año 2011 el monto total de los programas protegidos en República Dominicana alcanzó los RD$22,258 millones de pesos, lo que en ese año representó el 5.8% del presupuesto general del Estado; esto por la importancia de atender los sectores salud, educación y asistencia social. En el área social cobraron más relevancia los programas y proyectos vinculados al Programa Solidaridad; el Gabinete de Coordinación de Políticas Públicas y con ellos, los programas protegidos respecto de las funciones de Interior y Policía y Medio Ambiente.

En el ámbito de justicia y orden público, vinculado a los temas de seguridad ciudadana, se destacan la policía preventiva; salud colectiva; el seguro familiar en el régimen subsidiado; el programa de cierre de brechas, que concentra salud, educación, nutrición; programa solidaridad; envejecientes; programa de profesionalización docente; atención integral a mujeres victimas de violencia; fomento y desarrollo del deporte; educación de adultos y alfabetización de personas y reforestación y manejo de bosques.

La importancia de proteger los programas prioritarios como la policía preventiva, radica en que con ellos se aumenta el patrullaje, y al recibir los recursos necesarios, el órgano del orden está en la capacidad de cambiar su armamento por equipos no letales más modernos, recibir la capacitación necesaria e incorporar nuevos elementos de prevención y respuesta a la criminalidad.

Si miramos hacia la educación, no dudamos que el interés primario del Estado es mejorar la cobertura y la calidad de los contenidos programáticos en el nuevo diseño curricular; así también en el sector salud. La situación actual nos obliga a mirar hacia la salud colectiva, pues sus programas son esenciales para prevenir enfermedades y atender la salud en el primer nivel de atención, también llamado atención primaria.

Las estadísticas oficiales revelan que el financiamiento que han destinado los gobiernos a los programas protegidos y prioritarios lograron un impacto en la población; llegando a expandir y consolidar nuestro sistema de protección social, la reforma de la seguridad social, los programas de transferencias condicionadas, el seguro familiar de salud, la asistencia escolar y la protección de los envejecientes.

Por. Liza Collado

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar