Por el sendero correcto

Por Johnny Nieto miércoles 10 de junio, 2020

El hecho de que la Liga Dominicana de Fútbol (LDF) haya podido presentar ante las autoridades dominicanas un protocolo sanitario bien detallado y cuidadoso, en procura de conseguir los permisos correspondientes para iniciar las fases de desescalada para los clubes del fútbol profesional en el país, habla muy bien de la entidad deportiva.

La propuesta ha sido realizada de manera oportuna y según una voz autorizada en la materia como la del doctor Milton Pinedo, presidente de la Federación Dominicana de Medicina Deportiva, el protocolo sanitario entregado por Francisco Paillot, director de la LDF, está correcto y que a su vez está al nivel de los manuales de las grandes competencias internacionales.

De hecho, junto al manual realizado y presentado por la Liga Femenina de Voleibol, fueron los primeros en plantearse y ambos de manera precisa. Lo que pone de manifiesto el trabajo que han venido realizando ambas dirigencias durante la etapa de cuarentena para intentar entrar en la nueva normalidad a la brevedad posible y aprovechar lo que resta de año.

En el caso del balompié quisqueyano, hay que valorar de forma positiva que se estén realizando gestiones para que haya fútbol en República Dominicana durante un 2020 complicado para la humanidad. Más aún si se toma en cuenta que por trabas menores en el pasado, la actividad siempre se veía afectada.

Evidentemente la decisión será del Gobierno Dominicano, de autorizar o no que inicien las fases de entrenamientos con grupos reducidos, para luego ir incrementando la cantidad de futbolistas en las sesiones de trabajo, hasta finalmente llegar a una fecha de inicio de la competencia. Pero saber que la liga y los clubes están realizando un esfuerzo para adecuarse y cumplir con el estricto protocolo, deja buenas sensaciones y denota organización.

Es cierto que se perdió una buena parte del comienzo de la temporada 2020 planificada inicialmente, no obstante, el sendero todavía muestra la mitad del año por recorrer, el cual puede ser de mucho provecho en el plano deportivo, en lo económico y en lo organizacional.

En lo económico, los 10 equipos de LDF han visto pérdidas durante la etapa del confinamiento que inició apenas a dos días del arranque del campeonato, lo que representó continuar solventando los costos operativos aun cuando se desconocía el momento de resolución de la situación global.

Por ende, que la competencia se pueda dar, representa una buena oportunidad para armar una buena estrategia junto a los patrocinadores y tratar de ayudar en la reactivación del sector económico. Representa a su vez la puesta en marcha de puestos de trabajos directos e indirectos y hasta se genera un espacio de sano entretenimiento que el público podrá disfrutar desde casa hasta que sea prudente su asistencia a los estadios.

Es un lindo reto que puede catapultar la capacidad dirigencial y el prestigio del fútbol rentado en la República Dominicana de cara al futuro.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar