829-917-7231 | 809-866-3480

Por el país!

Por Germán Martínez Lunes 2 de Enero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Germán Martínez

Mi palestra

Germán Martínez N Haina: Circo!

La democracia Dominicana nació perdonando, dando un borrón y cuenta nueva a los crímenes, robos y abuso de la larga tiranía.

Políticamente inteligente, a poco tiempo se vio que lo más oscuro de la tiranía seguía no solamente vivo, sino que se había fortalecido y estaba políticamente activo, tanto que ejecutó el golpe de estado al primer gobierno libremente elegido por la inmensa mayoría de los dominicanos.

La herencia de Trujillo, que era prácticamente todo el país, pasó a ser lo más importante para muchos, mientras el imperio luchaba por evitar otra Cuba en su patio, así las cosas todo estaba permitido en nombre de una democracia que nacía enferma, inclinada de un sólo lado y presta para que el pueblo siguiera siendo analfabeto, sin zapatos, sin trabajo, sin tierra y sin más horizonte que una chola o una visa para ir en busca del sueño americano.

Lo antes dicho es parte de un todo doloroso donde nada es nada, y donde pareciera que los únicos culpables de la actual situación son únicamente los que dirigen el estado, principalmente Danilo Medina, un hombre dedicado en cuerpo y alma a mejorar la suerte de los dejados por años huérfanos de la mano amiga de un estado si se quiere paternalista solamente para mantener en la ignominia y pobreza absoluta a las grandes mayorías nacionales.

Así las cosas hace falta recordarles que todos de una forma u otra han sido patrocinadores y beneficiarios de la corrupción y del desorden, de la falta de respeto y del caos que muchos patrocinaron, y otros dejaron pasar de largo tapandose la nariz por el mal olor, pero con los ojos muy abiertos para ver dónde estaban los negocios y como acceder a ellos y al poder.

Ahora llegó el momento de que todos hagan causa común con los elegidos por el pueblo dominicano para ir en busca de soluciones a los grandes males que nos están quitando la paz y el sosiego, y comenzar a trillar el camino de la unidad, sin irrespeto y sin acusaciones, con la decisión de que podamos recuperar todos juntos la paz y tranquilidad que necesitamos todos para avanzar, hagamoslo ahora que inicia un nuevo año como propósito de todos por el bien de la patria que nos regaló el genio de Duarte, y que es de todos los dominicanos, amén!