Politólogo afirma Hipólito Mejía luce desesperado y preocupado por caso Odebrecht

Por El Nuevo Diario Martes 7 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El politólogo Belarminio Ramírez Morillo afirmó este martes que el expresidente Hipólito Mejía en su discurso de este lunes lució desesperado y preocupado por el caso de la constructora brasileña Odebrecht, ya que a su entender, salpica su administración de Gobierno durante el periodo 2000-2004.

Indicó que ese discurso de Mejía en este momento tiene que ver con ese terremoto que se ha desatado en el mundo por el caso de Odebrecht.

Manifestó que fue el ex Jefe de Estado quien trajo a la empresa transnacional al país, y que los primeros grandes contratos firmados con esa compañía se realizaron durante esa gestión, donde él tenía el control del Senado y de la Cámara de Diputados, que ratificaron los acuerdos.

Entiende que si se hace una investigación profunda habría pedirle cuentas y tendría que comenzar las pesquisas con el expresidente Mejía.

“En cierta medida, él (Hipólito Mejía) se ha delatado, parece que tiene temor que en el caso esté su nombre y figuras muy claves de su Gobierno estén involucradas y que en el expediente que pronto el procurador general de la República deberá entregar a la justicia”, subrayó Ramírez Morillo al ser entrevistado en el canal digital de El Nuevo Diario, por el subjefe de redacción y presentador, Samuel Guzmán y Jaime Rincón, respectivamente.

Consideró que ese discurso de Mejía hay que saber leerlo, “veo desesperación, noté mucha preocupación, pues al tu decir que si te demuestran entregas tu fortuna, entregas la fortuna de tu familia sin que te hayan formalmente acusado de nada eso es una reacción temeraria y adelantándose a algo”.

El politólogo entiende que esa reacción del exjefe del Estado genera sospecha. “Ese discurso así, de la noche a la mañana lo que deja entrever es que la indagatoria del Ministerio Público lo vincula a él, y lo vincula también a los actores importantes a su liderazgo".

Apuntó que Mejía está siendo bien asesorado en este momento, pues cuando se está construyendo un viento que puede hacerle daño a su liderazgo y llevárselo de paro, por lo general fija posición antes.

Indicó que el ex gobernante lo que ha hecho es adelantarse y trata de explicar sobre el caso de Odebrecht, ya que al país lo que le espera es un torbellino fuerte.

“El discurso de Hipólito Mejía deja entrever que la pelota le está picando en los pies por el caso Odebrecht. Los términos que utilizó dejan entrever mucha preocupación y una actitud desafiante ante la justicia”, sostuvo.

Leonel Fernández

Por otro lado, Ramírez Morillo afirmó que el liderazgo del doctor Leonel Fernández ha descendido en la simpatía y aceptación de la población dominicana “Este salió del poder con un 72 por ciento de aprobación y cuatro meses después tenía ya un 30%”.

Indicó que los valores de humildad y sencillez de Fernández fueron cuestionados en un momento dado, y sobre todo porque se rodeó de funcionarios que afectaron su imagen política.

Adujo que éste se rodeó de unas cuantas gentes que acabaron con él (Leonel Fernández), y cuando los medios de comunicación subían el tono de sus críticas contra éstos él no hizo caso a dichos cuestionamientos.

“Cuando se hicieron las encuestas y los estudios en la propia unidad de investigación y de análisis, donde se evalúa el perfil de los funcionarios, cuando se lo llevan y decían que fulano, fulano…, están dañando y acabando la imagen suya y del Gobierno, y lo que hacía era salir de ahí, y llamarlos a una actividad y ponerlos a su lado”, explicó el destacado politólogo y profesor.

Sostuvo que el expresidente Fernández fue indiferente a la opinión pública, y cuando todo esto se destapa con los debates y todo lo que salió de su administración lo ha puesto en evidencia, y ahora la gente piensa de que él conocía de lo que estaba ocurriendo a su alrededor.

Con la Ley Partidos Collado no hubiera sido alcalde

El politólogo y profesor universitario sostuvo que si el país hubiera tenido una ley de Partidos Políticos, David Collado no fuera alcalde del Distrito Nacional.

Argumentó que con esa legislación, Collado no hubiese podido hacer esa inversión de cientos de millones de pesos para llegar a esa posición edilicia.

Explicó que una ley de Partidos y un régimen electoral, lo primero que hace es poner un tope al financiamiento de las candidaturas.

Por RAMON RAMOS

Foto y video de Daniel Duverge