Política interna y geopolítica mundial: El caso de Estados Unidos

Por Víctor Manuel Peña

La revocación o anulación del derecho al aborto en Estados Unidos por parte de la Suprema Corte de Justicia plantea un retroceso demasiado grande en el estricto campo de los derechos humanos y de la misma democracia.

Y esa rebelión abierta contra los derechos humanos, en este caso contra los derechos reproductivos, es parte de la de la rebelión de Donald Trump contra la democracia de ese país perpetrada con los hechos del 6 de enero de 2021.

La anulación del derecho constitucional al aborto, 1973-2022, por la Suprema Corte de Justicia en el día de ayer 23 de junio de 2022.

Hay que decir de entrada que los republicanos tienen mayoría en la composición del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Ha sido un verdadero desastre lo que ha provocado en la sociedad estadounidense la eliminación del derecho constitucional al aborto: los derechos reproductivos de la mujer en Estados Unidos pasan a una grave situación de crisis de ellos y de las mujeres en la mayoría de los Estados de esa nación, en los cuales tendrán que desarrollarse intensas luchas a ver si se logra una ley en defensa de los derechos reproductivos de las mujeres.

No parece que eso acaba de pasar en la sociedad de la democracia y de los derechos humanos.

Pero todo ese desastre hay que verlo en el contexto de la rebelión total de Trump contra la democracia y contra los derechos humanos, por lo que la justicia y la ley tiene que obligarlo a pagar un alto precio por ello.

El diabólico de Trump ha salido con la ironía de que la anulación del derecho al aborto por parte de la Suprema Corte de Justicia “es una bendición de Dios”.

El común de la gente está de acuerdo que por los daños enormes que Trump le ha hecho a la democracia, a los derechos humanos y a la sociedad en Estados Unidos en general, por lo que su condición de expresidente no debe ser óbice para obligarlo a pagar el alto precio de ir a la cárcel.

La Suprema Corte de Justicia, totalmente republicana, acaba de derrumbar prácticamente 50 años de vigencia constitucional del derecho constitucional al aborto en Estados Unidos desde 1973.

¡Cuántos años de vigencia de lucha de las mujeres y de otros sectores de la sociedad estadounidense han sido puestos a rodar alegremente por la Suprema Corte de Justicia de los republicanos!

¿Y no correrán el mismo destino otros derechos sociales en Estados Unidos?

Aun cuando uno de los monumentos de los derechos constitucionales modernos en el mundo, Robert Alexi, establece teóricamente un estrecho nexo o lazo estructural entre el derecho y la moral, la política partidaria no debe oscurecer ni nublar el campo del Derecho.

Aparte de las drogas, Estados Unidos tiene otro problema de medular: el descontrol en la venta y uso de las armas de fuego

El problema del tremendo descontrol en la venta y uso de las armas, de alto calibre y de no, ha convertido a la sociedad estadounidense en una de las sociedades más violentas e inseguras que hay en el mundo, lo que habla muy mal de ese país desarrollado y de su propia condición de potencia.

Por primera vez, después de tantas décadas de violencia y cientos de muertos en todo el país, el Congreso acaba de aprobar una ley que busque poner fin al descontrol en la venta de armas y su uso criminal.

No parece que es la primera potencia del mundo que tiene todos esos problemas internos tan graves en su seno.

Con esos retrocesos tan grandes en su vida interna Estados Unidos tiene problemas muy serios para posicionarse en la geopolítica mundial como la primera potencia del mundo.

Estados Unidos está obligado a reposicionarse en el plano interno para poder reposicionarse en la geopolítica mundial como primera potencia.

Y esa complicación de los problemas internos de Estados Unidos se da justo en el momento en que se han complicado los problemas a nivel internacional con los combustibles, con los alimentos y con la inflación.

La enorme carestía de los combustibles fósiles, la escasez y carestía mundial de alimentos por la guerra en Ucrania y la estrepitosa caída del crecimiento económico porque la lucha contra la inflación no ha producido los resultados esperados están agravando en el mundo los espacios de desempleo, de pobreza general, de pobreza extrema y de desigualdad distributiva.

La lucha mundial contra el desempleo, la inflación, la pobreza general y extrema, la desigualdad distributiva y los afanes por sustituir por energías limpias las energías fósiles no han dado los resultados esperados.

Y el problema económico por el que atraviesa el mundo es un problema tan grave que podría terminar en una recesión mundial.

Es hora de pensar con el cerebro en grande y no con los pies.

Y los problemas internacionales son tan graves que podrían incidir en la redefinición de aspectos claves de la geopolítica mundial y en aspectos de la globalización.

POR EL DR. VÍCTOR MANUEL PEÑA

*El autor es economista, abogado y miembro de la dirección centra de la Fuerza del Pueblo.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar