Policía dominicano es ascendido a coronel en Nueva York

Por admin miércoles 12 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- El comandante del precinto 33, ubicado en la avenida Amsterdam con la calle 170, en Washington Heights, el dominicano Wilson Arámboles, quien venía desempeñándose como sub inspector policial como el rango de mayor, fue ascendido a inspector full, equivalente a coronel.

Arámboles (Rambo) fue juramentado por el comisionado James P. O’neill en uno de los salones de One Police Plaza, en down town Manhattan.

El nuevo Inspector Full ahora se une a Fausto Pichardo y Máximo A. Tolentino como los únicos tres policías dominicanos que logran alcanzar este rango en NYPD. Se espera que en un tiempo no lejano uno de estos altos oficiales sea promovido a Chief, que es el equivalente a General en la República Dominicana.

El alto oficial expresó, "este ascenso significa seguir combatiendo el crimen para bajarlo, pero también he sentido gran satisfacción por el amor que le he dado a la comunidad y esta me ha devuelto. Seguiré trabajando duro en el precinto 33 o donde me necesiten", sostuvo.

La buena relación policía-comunidad implementada por este oficial ha dado como resultado que los principales crímenes serios en el área bajo su jurisdicción se hayan reducido en un 11.9%.

Hace dos meses presentó a este reportero las estadísticas entre los años 2015 y el 2016, atribuyendo la baja del crimen al esfuerzo que hacen cada hora los agentes asignados a patrullar, a los de unidades especiales, de anti crimen, la oficina de inteligencia y los agentes coordinadores de la comunidad.

Mostró como las violaciones han bajado un 33%, los robos 11.7%, asaltos agravados 4%, robos en viviendas y negocios un 49%. Durante el 2015 ocurrieron en el área 808 crímenes, mientras en 2016 tuvimos 712.

Aramboles, con mas de 200 agentes bajo su control, es visto con frecuencia patrullando junto a sus subalterno dicho sector, una de las zonas más complejas y congestionadas de la Gran Manzana, debido a que tiene una mezcla densamente poblada de edificios de apartamentos multifamiliares, pequeñas empresas, monumentos históricos, 28 congregaciones religiosas y lugares de interés.

Se recuerda que en octubre del año pasado, mientras bomberos combatían un fuego en la avenida Ámsterdam con la calle 167, el oficial se encontraba en esas inmediaciones y caminó hacia allí, pudiendo notar que un hombre sin uniforme de bomberos penetró sigilosamente a una de sus unidades y su experiencia policial lo condujo a pensar “que algo andaba mal”.

El desconocido al notar su presencia emprendió la huida, e iniciaron ambos una carrera por varias cuadras, logrando comunicarse con el precinto y en menos de cinco minutos había decenas de agentes en la persecución, hasta detener al malhechor.

Por Ramón Mercedes