Policía de Brasil niega haber permitido acceso a periodista a celda de Lula

Por EFE viernes 4 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, Río de Janeiro.- La Policía Federal de Brasil negó hoy que hubiera permitido el acceso de un periodista a las áreas restringidas de su sede en Curitiba, donde el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva está preso por corrupción, y señaló que muchas de las informaciones publicadas son “equivocadas e imprecisas”.

En un comunicado divulgado este viernes a la prensa, la Policía Federal dijo que el periodista de la revista brasileña Veja Thiago Bronzatto, quien firma el artículo que habla sobre la supuesta rutina de Lula en la celda donde está preso titulado “La vida en la cárcel”, no estuvo en el área restringida donde se encuentra recluido el expresidente.

“Un minucioso examen de las imágenes del circuito interno de seguridad permite verificar que el autor del material no tuvo acceso al área restringida al expresidente”, aseguró el comunicado de la Policía.

Lula, considerado el político más carismático de Brasil, cumple una condena de 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero en una celda de 15 metros cuadrados que fue adaptada especialmente para él en la sede de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, en el sur del país.

La revista Veja, a propósito del mes de reclusión que cumplirá Lula el próximo lunes, escribió un artículo donde describe la rutina del exmandatario, quien, según la publicación, se levanta a las 07.00 hora local (10.00 GMT) y desayuna un café negro con pan y mantequilla mientras ve noticieros en el televisor de su celda.

Según la última edición de Veja, cuya portada fue titulada “La vida de Lula en prisión”-, el expresidente, quien según la revista es llamado “El Cliente” por los policías, no cumple las disposiciones que son exigidas a los otros 20 presos que se encuentran en esa sede, como cumplir horarios para levantarse, acostarse o para tomar el “baño de sol” diario.

Recibir a sus abogados cuando quiere y que sus visitas sean eximidas de requisas íntimas son otros de los supuestos privilegios del expresidente.

De acuerdo con la publicación, la persona encargada de servirle la comida a Lula le aplica además una dosis de insulina, necesaria para el tratamiento de diabetes del exmandatario.

Al respecto, la Policía Federal precisó que “gran parte de las informaciones contenidas en el reportaje son equivocadas e imprecisas. Es absolutamente falso, por ejemplo, que se le administre insulina al custodio”.

Frente a los detalles y supuestos privilegios de Lula que fueron publicados por Veja, el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) y amigo personal de Lula Paulo Pimenta criticó la presunta autorización que las autoridades federales dieron al periodista para ingresar a las zonas restringidas del exmandatario.

El líder petista presentó una petición a la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara de Diputados para que convoque al ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, para explicar los hechos.

“El contenido del material relata, con detalles, la organización interna de la Superintendencia de la Policía Federal, llegando al absurdo de describir cómo el funcionario encargado entrega el desayuno y aplica la insulina al presidente”, reclamó el diputado.

Si bien las autoridades aceptan que el periodista de Veja estuvo en la sede de la Policía Federal en Curitiba, en el comunicado aseguran que Bronzatto se reunió con un funcionario que no tiene relación con ningún procedimiento relacionado con la custodia.

“Las circunstancias que implican la posible circulación del periodista por otras alas del edificio, después de la mencionada reunión, ya están siendo investigadas”, explicaron las autoridades federales a través del comunicado.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar