Podrían agravarse cargos contra dominicanos cultivaban marihuana en casa que explotó en el Bronx

Por admin Miércoles 22 de Marzo, 2017

NUEVA YORK._ Mientras la investigación sigue en curso, los cargos contra los dominicanos Garibaldi Castillo y Julio Salcedo, acusados de cultivar marihuana artificialmente en una casa que explotó en El Bronx y en la que murió un subjefe de los bomberos, podrían agravarse, dijeron los fiscales ayer martes, cuando ambos hombres fueron presentados en una nueva vista ante el juez del caso.

Hasta ahora, Salcedo y Castillo, están acusados de cultivo ilegal de marihuana y asalto, pero las acusaciones podrían escalar a asesinato en primer grado, dependiendo de las conclusiones de los investigadores.

La explosión se produjo a finales de septiembre de 2017.

Los dos están presos sin derecho a fianza.

Castillo se enfrenta a cargos de asalto y posesión criminal de marihuana y Salcedo es imputado de cultivar marihuana con sustancias inflamables.

Los investigadores indagan todavía si las sustancias químicas usadas por Salcedo para cosechar la hierba narcótica, causó la explosión de la vivienda situada en la calle 234 y estaba rentada a su nombre, provocando la muerte del oficial de bomberos Michael Fahy.

En la casa, ellos tenían plantas de marihuana del tamaño de pequeños árboles.

Las autoridades no los han acusado de asesinato ni homicidio, pero han dejado abierta la posibilidad de agravar los cargos.

El estallido se produjo cuando bomberos y policías, respondieron a una llamada al 911 reportando un escape en una tubería de gas.

La residencia estaba bajo investigación por trasiego de drogas, dijeron las autoridades, pero hasta que no concluyan las investigaciones, no está claro si el estallido, tuvo que ver con el laboratorio de la droga o con la fuga de gas.

La casa está situada en la calle 234 Oeste en el vecindario Kingsbridge.

La casa tenía tres pisos llenos de macetas de plantas de marihuana, algunas del tamaño de árboles pequeños.

Los fiscales revelaron durante la acusación a Castillo, que la explosión mató al oficial Fahy, quien dirigía un batallón de los bomberos en El Bronx.

Los investigadores dicen que la casa estaba cerrada, y bien aislada con bolsas de plástico cubriendo las ventanas para sellarlas y garantizar más calor para el cultivo ilegal de la hierba psicotrópica.

Un fertilizante líquido usado en la cosecha artificial es altamente inflamable y también había un tanque de helio de gran tamaño.

La oficina contra Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) es una de las muchas agencias que forman parte de la investigación.

Salcedo, renunció a su derecho a una audiencia de extradición en Nueva Jersey, donde fue arrestado y fue trasladado a Nueva York donde fue procesado judicialmente.

La policía dice que Salcedo salió corriendo cuando los bomberos llegaron la mañana de la explosión y se aspiraba un fuerte olor a gas.

Por Miguel Cruz Tejada