Pliegos de condiciones, el túnel de escape a la ley 340-06

Por Jose Espinosa Feliz

La mayoría de las quejas que nos llegan desde los profesionales de las ingenierías y arquitectura con relación a sorteos o licitaciones de obras, se refieren a los pliegos de condiciones. Que, visto desde los interesados, muchas de las solicitudes de parte de las instituciones del gobierno, son insólitas y antojadizas.

Algunos funcionarios logran insertar en dichos pliegos requerimientos, al parecer, con el objetivo de descalificar competidores y apuntalar aquellos que pueden cumplir con los requisitos exigidos. No es una lucha de ahora, sino que viene desde hace tiempo, y el Codia, su Junta Directiva logró en el pasado hacer variar algunas exigencias, no tan solo en licitaciones, sino también, en sorteos.

Requisitos exigidos en la licitación CCC-LPN-2021-0003 por la comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Provincial, que piden a los profesionales, cosas como: tener la experiencia de por lo menos 4 proyectos similares y experiencia de obras similares en los últimos 3 años, es decir, que, el que no ha construido 4 proyectos y en los últimos 3 años no puede participar. Lo que indica, según ellos, que los conocimientos adquiridos antes del 2018, ya se borraron.

Con relación a los requerimientos económicos, estamos de acuerdo, que para ciertos proyectos se debe tener algunas bases crediticias, que le den cierta seguridad al contratante sobre la solvencia del oferente, aunque también es cierto, que la institución debe avanzar un 20%, y que el contratista debe cubicar por lo menos el 80%, lo que indica, que, si ambos cumplen, siempre habrá un “flujo de caja constante”

Pero irse a los extremos, como lo solicitado en la licitación INVI-CCC-LPN-2021-0003, del Ministerio de Vivienda, Hábitat y Edificaciones (Mivhed), donde se solicitaba documentos que van desde el 30% al 70% del valor del proyecto a los cuales se le adjudican puntuación que inclinan la balanza por el que más recurso económico tenga.

Lo lógico es que se establezca, en esos aspectos, la modalidad: cumple o no cumple.

También está el proceso de licitación SNS-CCC-LPN-2021-0014 del Servicio Nacional de Salud (SNS) donde solicita solvencia económica, certificado de cuentas bancarias, financieras, línea de crédito por el 20% de la totalidad del proyecto. También requiere que haya construido 2 proyectos similares en el sector de centros hospitalarios. Aunque los hospitales tienen un área especializada, pero si es para construcciones civiles, este requisito no es necesario. ¿Cuántos contratistas han tenido la oportunidad de construir dos hospitales?

De igual manera pasa con la licitación MOPC-CCC-LPN-2021-0036 del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, donde para obras, que las pueden realizar maestros constructores piden interminables requisitos que no se corresponden con el tipo de proyecto.

Lo mismo ha pasado con los sorteos donde se ha solicitado requerimientos innecesarios y que algunas instituciones han flexibilizado y otras no.  INAPA tiene un proceso abierto, donde solo solicita los requisitos necesarios y es un ejemplo de cómo deberían hacer las demás instituciones del gobierno.

Algunas preguntas.

-Si alguien construyó un edificio hace 10 años, ¿en la actualidad esa experiencia no vale? ¿Por qué se pide haber construido obras similares en los últimos 3 o 4 años?

– ¿El que construyó una obra de 10 millones de pesos, no adquirió la experiencia para construir una de 30 millones? ¿Por qué se pide experiencia en obra de igual o mayor monto?

– ¿Es este un país tan grande para que más de 20 mil ingenieros y arquitectos hayan tenido la oportunidad de construir tantas obras?, si siempre las mismas han estado concentradas en pocas manos.

Lo bueno del pasado hay que mantenerlo e ir erradicando lo malo. Las instituciones deben ir en busca de la transparencia y es una tendencia que fuerza a las mejores prácticas.

Por José Espinosa Feliz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar