PLD saldrá fortalecido, solo si mueven bien las fichas

Por Luis Columna Solano martes 6 de junio, 2017

Cuando las aguas vuelvan al río y el pueblo sacié su deseo de venganza, valorará como positiva las acciones del Gobierno en torno al caso Odebrecht y en ese sentido, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que preside el ex presidente Dr. Leonel Fernández, debe bailar al compas del merengue, si quiere sobrevivir al tsunami social que representa este caso.
En tal sentido y para que esto sea así, el PLD, debe empezar sentando precedente, dejando fuera de convocatoria a la próxima reunión del Comité Político, la cual se prevé en los próximos días, al Senador Julio César Valentín, hasta tanto su caso sea ventilado por la justicia en igualdad de condiciones que los demás compañeros de ese órgano Juan Temístocles Montás y Radhamés Segura.

Igualmente el Comité Político en esa reunión, debería hacer uso de sus poderes estatutarios e instruir a sus bufetes directivos en el Congreso Nacional para que colaboren con la justicia, despojando de la inmunidad parlamentaría a los dos senadores imputados por la Procuraduría General de la República y que a la vez, son altos dirigentes oficialistas. Esa debe ser la actitud de un partido político que desea seguir en el poder en la actual coyuntura.

Si por el contrario, el PLD permite que un miembro de su Comité Político imputado judicialmente y cuestionado por la opinión pública generalizada, ocupe un sillón en esa reunión, podría estar transmitiendo una señal equivocada y por vía de consecuencia, echando por la borda una gran oportunidad histórica y un prominente futuro electoral.

Lo que corresponde y aconseja el manual de ciencia política en una situación como esta, es que el Partido de la Liberación Dominicana, asuman con valentía frente al pueblo y la opinión pública, el desgaste que representa tener a varios altos dirigentes sometidos a la justicia y limitarse exclusivamente a la observancia del debido proceso, pues una mayoría social del miembros y militantes es ese partido o de cualquier otro, no puede sirven de sostén a ningún alto dirigente por cuestión de orden penal.

Igualmente mostrarse más que nunca, unido en el propósito de transmitir a la sociedad y la opinión pública, un claro mensaje de intolerancia cero contra la corrupción y la impunidad, ya que ha sido en los gobiernos del PLD donde se han creados los actuales mecanismos de control y lucha contra la corrupción administrativa, así como el adecentamiento del sistema judicial. El PLD como ente social, tiene argumentos de sobra para salir bien parado de esta situación, donde una gran parte la población tiene la percepción de que todos son iguales.
En tal sentido concluyo exhortando al Partido de la Liberación Dominicana, a no desaprovechar esta magnífica oportunidad que le ofrece el pueblo dominicano de salir por la puerta ancha, simplemente haciendo lo que demanda el momento histórico.

Apple Store Google Play
Continuar