Plan de Regularización afirmaciones penosas y desafortunadas

Por Luis Fernández viernes 20 de noviembre, 2020

“Sólo quien reconoce la grandeza ajena puede ser grande, y que los que discuten la gloria de otros carecen del derecho a disfrutar la propia”.  esta frase del Maestro Juan Bosch tiene mucha actualidad hoy en día, cuando algunas personas muchas veces por desconocimiento, falta de información o mala intención intentan descalificar y desprestigiar los trabajos que otros han hecho.

Es realmente penoso ver personas que se suponen informadas y conocedoras de la realidad, opinar sobre temas migratorios en los cuales por su complejidad debieran tener mas cuidado a la hora de emitir opiniones, que contribuyan a desinformar y distorsionar hechos y acontecimientos que deben ser analizados de manera sensata y comedida de modo que la verdad siempre fluya, para una mejor orientación de la opinión publica.

Decir como dijo un reconocido comunicador  que el plan nacional de regularización fue muy rígido y que fue impuesto, es un intento por desconocer los grandes esfuerzos del Gobierno de Danilo Medina, para lograr como se logró que a través de una consulta con los sectores involucrados con el tema migratorio, sociedad civil, Naciones Unidas, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), legisladores y las diferentes instituciones del Poder Ejecutivo, hicieran posible un inicio consensuado a través del decreto 327-13 del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

Al afirmar que el plan de regularización fue rígido dicho comunicador pierde de vista la flexibilización del mismo y las facilidades puestas a disposición de los solicitantes empezando por que fue gratuito a diferencia de otros planes de regularización de otros países de  América Latina, además en cuanto a la documentación requerida fue mínima, como por ejemplo de los documentos de identificación personal, se tenían 3 opciones, Acta de nacimiento, pasaporte y cedula de su país de origen, solo bastaba que presentara un documentos de estos 3.

Decir que los migrantes no pudieron cumplir con los 29 requisitos de los 4 ejes fundamentales es faltar a la verdad y distorsionar los hechos, ya que de cada eje había que mostrar solo 2 pruebas documentales, con relación a las condiciones laborales y socio-económicas se plantearon 8 condiciones para probar las mismas de las cuales solo bastaban 2 para cumplir con este requisito, igual sucedió con los datos que había que suministrar para probar el tiempo de radicación del extranjero en el país, los vínculos con la sociedad y para comprobar el núcleo familiar en los casos que aplicara.

Los planes de regularización son para facilitar que los migrantes extranjeros en situación irregular obtengan un estatus regular y que sepamos en ningún país del mundo se regularizan a los extranjeros, sin presentar alguna documentación mínima y cumplir algunos requisitos, que fue lo que se aplicó en la ejecución del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

El comunicador plantea el fracaso del plan y agrega que fue un esfuerzo fallido de la sociedad dominicana, pobre y desafortunado argumento con el cual se pretende desconocer los éxitos y los desafíos que enfrento el plan nacional de regularización de extranjeros hecho trascendental y sin precedentes que ha sido un gran aporte al respeto de los derechos humanos de los migrantes y al desarrollo de la política migratoria nacional.

Los resultados del plan están a la vista de todos los hechos valen más que todas las palabras el éxito de esta política está ahí, miles de trabajadores bananeros, miles de trabajadores de la industria azucarera, miles de la industria de la construcción, miles de pensionados, estudiantes, domesticas, trabajadores de diferentes oficios, extranjeros de más de 100 nacionalidades, se han favorecido por esta política migratoria dirigida al respeto a los derechos humanos de todos los migrantes

De las 288,467 solicitudes recibidas, 260,248 cumplieron con los requisitos mínimos requeridos, es decir un 90 por ciento, a la gran mayoría de estos les correspondió un estatus de no residentes  y a una minoría le correspondió el estatus de residentes, de todos modos lo importante es que estas personas que corrían el riesgo de ser deportadas por Migración  por su condición irregular, pasaron a tener el derecho de transitar por todo el país sin ningún temor a la deportación y esto fue debido al PNRE.

En cuanto a la ley especial de Naturalización 169-14, que tenía dos partes la A que correspondió a la Junta central Electoral y la parte B que correspondió al Ministerio De Interior y Policía se presentaron 8,768 solicitudes y fueron aprobadas 7,159 lo que constituyo el 82 por ciento del total, quedando observadas 1,609 que no presentaron documentos que probaran su solicitud, esta ley fue aprobada en dos ocasiones en el congreso nacional de forma abrumadora.

Es bueno señalar que fruto de esta ley el gobierno del presidente Danilo Medina, otorgó mediante decreto 262-20, la nacionalidad dominicana a 750 menores de edad de ascendencia haitiana, quedando pendiente los mayores de edad que son un poco mas de mil hasta Agosto 14 del presente año.

No se trata de historias y de jugar con los números y los conceptos los hechos valen más que todas las palabras Las acciones desarrolladas a través del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, parten de definiciones que señalan la política a seguir con relación a la migración irregular en la República Dominicana, además de que el mismo ha sido un gran aporte al respeto de los derechos humanos de los migrantes y al desarrollo de una nueva gobernanza migratoria en el país.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, declaró ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas que no hay, ni podrá haber, una solución dominicana a las dificultades políticas y sociales que persisten en Haití., algo que debiera difundir el comunicador mencionado en su calidad de embajador en España y no hacer declaraciones que en nada ayudan a la aplicación de la política migratoria del país.

El Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en condición migratoria irregular constituyó un reto y una gran oportunidad, para que la política migratoria del país  avance y para que los extranjeros irregulares obtengan un estatus migratorio que preserve sus derechos, el dialogo constante con las organizaciones de la sociedad civil y el acompañamiento de los organismos internacionales como es el caso de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), fueron y son una garantía del éxito del plan.

A veces la confusión y la falta de información pueden llevar a falsas conclusiones, que nublan el pensamiento y que no permiten ver la realidad de que miles de extranjeros que estaban en el país de manera irregular y por tanto estaban expuestos a que sus derechos no fueran respetados, pasaron a obtener un estatus regular, lo que hará que tengan acceso a los beneficios de su regularización.

Es hora de entender que nada es 100 por ciento, que debemos aspirar a lo mejor y no a lo perfecto, el plan como todo en la vida tuvo obstáculos, pero estos no impidieron los muchos éxitos de este, nada más natural en toda ejecución de una tarea y más en una acción trascendental, histórica y sin precedentes en nuestro país como fue el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

Empujemos todos por las cosas positivas que son las más y a las negativas démosle seguimiento con el fin de mejorarlas para que sirvan a los intereses de los migrantes y del país, es la mejor manera de lograr que el país avance y pueda cada vez más mejorar su política migratoria, la confrontación sin sentido, el odio, la discriminación y las criticas que no reconocen nada positivo, no conducen a nada bueno y no ayudan a la nueva gobernanza migratoria de la República Dominicana.

No permitamos que como dijera Juan Bosch en una carta, escrita el 14 de junio de 1943 y dirigida a Emilio Rodríguez Demorizi, Héctor Inchaustegui y Ramón Marrero Aristy: ´´Uds. sufren una confusión; que Uds. han dejado que el juicio les haya sido desviado por aquéllos que en Haití y en la República Dominicana utilizan a ambos pueblos para sus ventajas personales´´.

Debemos seguir apostando a una Migración, Segura, Ordenada y regular, que realmente contribuya con el respeto a los derechos humanos de todos los migrantes.

 

Por Luis Fernández

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar