Piden procesar a gerente eléctrica por incendio forestal en el sur de Chile

Por EFE martes 31 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santiago de Chile.- Un fiscal chileno solicitó este martes la formalización del gerente zonal de la empresa eléctrica CGE, Pablo Yáñez Mardones, a quien se le imputa por presunto incendio intencional en la localidad sureña de Pumanque, descrito por los expertos como el mayor siniestro forestal de los últimos 50 años.

Según fuentes de la Unidad de Alta Complejidad de la región de O’Higgins, la decisión fue tomada por el fiscal regional, Emiliano Arias, tras un informe del OS-5 de Carabineros, que estableció que el incendio comenzó cuando ramas de un árbol (eucaliptus) chocaron con el cableado eléctrico provocando chispas.

La formalización en contra del ejecutivo se basa en que la empresa no cumplió con la norma que obliga a las compañías eléctricas a mantener, por donde pasa el tendido, una franja de seguridad de al menos cinco metros despejada de toda clase de material combustible.

Durante esta jornada se informó también que la Fiscalía de O’Higgins ordenó la detención de seis trabajadores de una subcontratista eléctrica por su eventual responsabilidad en el inicio del siniestro que afecta la localidad de Navidad, a 160 kilómetros al suroeste de Santiago.

Las personas, que se encuentran detenidos en un cuartel de la Brigada de Investigación Criminal en Santa Cruz, serán formalizados este miércoles en el Juzgado de Garantía de Litueche, donde enfrentarán cargos por infracción a la ley de bosques.

Yáñez Mardones, en tanto, será formalizado el próximo 20 de marzo por su presunto papel en el siniestro ocurrido en el fundo San José Nilahue Baraona, el 17 de enero, en Pumanque.

En un comunicado difundido en la tarde del martes, la Compañía General de Electricidad (CGE) sostuvo "que no encuentra fundamento alguno para atribuir ninguna responsabilidad a su ejecutivo en relación con los hechos que se investigan".

Aseguró que la compañía ha efectuado un aumento sostenido y significativo de sus inversiones y planes de mantenimiento a lo largo de los últimos años "redoblando sus equipos en terrenos para reparar las líneas dañadas producto de la contingencia y así garantizar el suministro eléctrico".

CGE, que participa en el sector electricidad tanto en Chile como en Argentina, señaló que "está comprometida con el rápido esclarecimiento de hechos" que han afectado el servicio a sus clientes y a sus propias instalaciones.

El siniestro en Pumanque se convirtió en su momento en uno de los más catastróficos de los últimos 50 años en Chile, con 40.000 hectáreas arrasadas.

Sin embargo, la ola de incendios que afecta en la actualidad a la zona centro y sur del país suramericano han acabado con más de 500.000 hectáreas.

Miles de hombres apoyados por más de 40 aviones procedentes de varios países dispuestos a colaborar intentan acabar con las llamas que han cobrado la vida de 11 personas. EFE