Piden cadena perpetua contra hispano que mató a esposa e hijastros en EEUU

Por EFE viernes 3 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, Orlando (EE.UU).- Un jurado de Florida recomendó este viernes cadena perpetua para Luis Toledo, quien fue hallado culpable la pasada semana de matar en 2013 a su esposa y los dos hijos de la mujer durante un incidente doméstico ocurrido en la ciudad de Deltona, en el condado Volusia.

El jurado de una corte en San Agustín, en el norte del estado, no llegó a un consenso unánime a favor de la pena de muerte en este caso, al sumar 10 votos y 2 en contra de la aplicación de esta sentencia, lo que llevaría a Toledo, de 35 años, a pasar el resto de su vida en prisión.

Este año, en Florida entró en vigor una ley que requiere la unanimidad de un jurado para pedir la pena de muerte de cualquier inculpado.

El pasado viernes, este mismo jurado encontró a Toledo culpable de asesinato en primer grado de Thalia y Michael Otto, de 8 y 9 años, respectivamente, así como de asesinato en segundo grado de su esposa, Yessenia Suárez, de 28 años, cuyos cuerpos aún no han sido encontrados.

El jurado, compuesto por doce miembros, en su mayoría mujeres, deliberó ese día por unas ocho horas, tiempo en el que vio de nuevo las grabaciones del interrogatorio policial en el que el acusado confesó entre lágrimas haber matado a su esposa de un golpe en la garganta, en un crimen que conmocionó a la tranquila comunidad hispana de Deltona.

En la audiencia de cierre de argumentos, realizada el jueves de la semana pasada, la Fiscalía insistió en que Toledo era un hombre agresivo y que mató a su esposa por celos al día siguiente de enterarse de que le fue infiel con un compañero de trabajo, y a los menores porque fueron testigos del asesinato.

El acusado declaró en 2012 contra uno de los cabecillas de una pandilla latina en una corte federal de Florida y era considerado como el tercero en rango dentro de ese grupo delictivo.

La defensa de Toledo, quien niega ser el autor de la muerte de sus hijastros, pidió al jurado que considerara como factores atenuantes que el inculpado padece de varios trastornos mentales, entre ellos desorden bipolar, tiene trozos de balas incrustadas en el cerebro y a los 9 años de edad pasó siete meses en un hospital psiquiátrico en Nueva York.

La audiencia de sentencia se realizará en enero próximo, según el canal local WFTV. EFE

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar