Piden ayuda para recién nacida que necesita trasplante de hígado

Por martes 14 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. Una niña de dos meses y veinte días de edad ingresó al Hospital Dr. Robert Reid Cabral por padecimiento de Atresia Biliar o bilis cerrada; su familia solicita una ayuda económica de cinco millones de pesos para realizarle un trasplante de hígado fuera del país.

Greisy Castillo es la madre de la recién nacida Yismeiry Santos Castillo quien fue ingresada el 27 de enero al reconocido centro de salud infantil por problemas congénitos de salud donde le diagnosticaron atresia biliar o la bilis cerrada que afecta directamente su hígado.

“Necesitamos cinco millones de pesos para hacerle el trasplante de hígado según nos dijeron los médicos y nosotros somos una familia sin recursos, muy pobres, además hay que sacarla del país, no sabemos qué hacer”, con rostro de angustia y desesperación narró a este medio.

Según la madre su niña nació con los ojos amarillos, pero el doctor le decía que era falta de sol, entonces ella le suministraba vitamina E y paseos tempranito de la mañana para solearla.

Detalló que la recién nacida ingiere su leche Nutriben Hidrolizada por biberón, también Adek Forte y Ursacol 300 miligramos y vitaminas, a pesar de que tiene una canalización del lado derecho de su cuello por donde le suministran suero y otros medicamentos.

Yismeiry nació el 18 de noviembre del 2016 en el Hospital Materno Dr. Reynaldo Almánzar de Villa Mella, “no me dijeron que nació con la bilis cerrada. Hoy sé que tiene su hígado totalmente dañado”.

Castillo en el momento del parto sufrió preclancia, sin embargo afirmó que el cuerpo médico actual del reconocido pediátrico nacional diagnosticó que el padecimiento que probablemente sea congénito, pues la madre dijo que tuvo un embarazo normal.

Justamente el pasado viernes la niña fue operada de la bilis y en medio del proceso le dio dos paros respiratorios y sangraba por los pulmones, “¡uf, pero Dios es grande!” exclamó.

Agregó que se preocupó al ver que la infante defecaba de color blanco mientras que el médico le explicaba que era por la leche”.

Castillo admitió con tristeza que su esposo justamente fue cancelado de su empleo como ayudante de gomería en el ayuntamiento de Cristo Rey donde residen el día que se disponía a buscar sangre para transfundir a su hija.

Con palabras entrecortadas pero con mucha fe Greisy compartió que la niña respondía satisfactoriamente pero que desde la 5:00 de la mañana de hoy a presentado un cuadro desesperado lo que ha provocado que en horas de la tarde sea ingresada a la unidad de intensivo del pediátrico.

Adelantó que después de ser dada de alta por la intervención quirúrgica la niña será referida al Dr. Figueroa en la Plaza de La Salud para realizarle un estudio que determine cuál de los padres es compatible.

Por Adalgisa Corcino