Phoenix Suns despide al entranador Earl Watson

Por El Nuevo Diario domingo 22 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO.- Phoenix Suns ha decidido despedir a su entrenador jefe, Earl Watson, transcurridos solo tres partidos desde que el conjunto de Arizona debutase en la temporada 2017-18, como ha podido informar en primera instancia Adrian Wojnarowski (ESPN).

Los Suns han caído derrotados de manera contundente en dos de los tres partidos que han disputado hasta la fecha (-48, -42 de diferencia) y la temporada se antoja larga y complicada en este momento.

Por si dentro de la cancha hubiera pocos problemas para el conjunto que hasta ahora dirigía Watson, el base y veterano Eric Bledsoe sorprendía este domingo con un tuit —desde su cuenta personal— en el que declaraba no querer seguir en el equipo: “No quiero estar aquí”, fueron sus palabras concretas.

Triano, relevo

Como ha podido añadir Wojnarowski a su información inicial, los Suns planean nombrar entrenador interino —hasta nueva orden— a Jay Triano, asistente del entrenador principal desde la temporada pasada en Phoenix. Los Suns son en este inicio de la temporada el peor equipo de la competición (récord de 0-3), igualados con Dallas y Philadelphia.

Con un año ideado para el desarrollo de los jóvenes y la confirmación de proyectos como Devin Booker, los Suns comienzan el año despidiendo al que había sido considerado como arquitecto de la nueva generación de talentos en Arizona.

Las perspectivas no eran nada buenas para los Suns, dado que ya en el primer partido del curso encajaron la mayor derrota jamás vista en un encuentro inaugural de temporada. Pocos días más tarde, este sábado, volvieron a ser aplastados, en este caso por los Clippers, que vencieron por 42 puntos de diferencia. En los tres choques disputados hasta la fecha, Phoenix ha encajado 124, 132 y 130 puntos —casi 129 de promedio—. Un agujero terrible que le ha costado el puesto a Earl Watson.

Se trata del primer despido de la temporada, además del primero que se produce en la NBA desde la temporada 2015-16, dado que el pasado curso ningún técnico perdió su puesto de trabajo.