Perú jugará la repesca del Mundial tras su mejor campaña en las eliminatorias

Por EFE miércoles 11 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, Lima, 11 oct (EFE).- La selección de Perú jugará por primera vez la repesca para buscar la clasificación a un Mundial, el de Rusia 2018, tras culminar su mejor campaña en el actual formato de las eliminatorias sudamericanas.

El punto conseguido este martes en el empate a un gol ante Colombia le sirvió al combinado peruano para quedarse con la quinta plaza de la clasificatoria al sumar 26 unidades, una más de las que hizo en el proceso para el Mundial de Francia 1998.

La actuación de la Blanquirroja en estas eliminatorias está muy por encima de los 18 puntos logrados en la fase para Alemania 2006, los 16 para Corea del Sur-Japón 2002, los 15 para Brasil 2014 y los irrisorios 13 puntos hechos en las eliminatorias para Sudáfrica 2010.

En su camino hacia Rusia 2018 también logró inéditos triunfos en Paraguay (1-4), donde rompió una racha de 12 años sin vencer de visitante en las eliminatorias, y en Ecuador (1-2).

Aunque alcanzar la repesca, que jugará contra Nueva Zelanda en noviembre, era el objetivo inicial de Perú en estas eliminatorias, los peruanos cumplieron la meta con un sabor agridulce, pues en sus manos estuvo la oportunidad de haber clasificado de manera directa para la Copa del Mundo.

Sin embargo, en las dos últimas jornadas tuvo que enfrentar a Argentina y Colombia, dos de las cuatro selecciones que ya lograron el cupo para el Mundial, y contra las que solo pudo sacar sendos empates a cero y un gol, respectivamente.

En esos dos partidos, el equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca, integrado por muchos jugadores jóvenes, adoleció de la falta de experiencia y los galones necesarios para disputar esos dos encuentros de máxima tensión en los que en ninguno fue superior a su rival.

Ante adversarios con mucho más oficio, a los futbolistas peruanos se les espesaron las ideas, contagiados también por las emociones de los hinchas, lo que les impidió crear apenas ocasiones de gol, algo que no pueden repetir contra Nueva Zelanda.

La selección peruana es consciente de que el empate les podía haber dejado fácilmente sin ni siquiera la opción de jugar la repesca de no haberse producido las derrotas de Chile por 3-0 contra Brasil y de Paraguay por 0-1 ante Venezuela.

Contra Nueva Zelanda será clave que los centrocampistas Christian Cueva, Renato Tapia y Édison Flores asuman la manija del equipo y le den más recursos que lanzar pases desde la defensa a la cabeza a Paolo Guerrero, como ocurrió en los dos partidos ante Argentina y Colombia.

No es ningún secreto que Cueva, Tapia y Flores, entre otros muchos jugadores que integran el equipo habitual de Perú, estaban en la selección con miras a lograr la clasificación para el Mundial de Catar 2022, pero en el camino se encontraron con la providencial oportunidad de sacarse el pase también para Rusia 2018.

De hacerlo, la Blanquirroja adelantará el proceso de maduración de un grupo de jugadores que ya ha crecido de manera inusitada y acelerada durante la eliminatoria que finalizó esta semana.

En el proceso clasificatorio para Rusia 2018, Gareca hizo un cambio generacional en gran parte del equipo titular que le permitió ir de menos a más.

Los peruanos sumaron cuatro puntos en las seis primeras fechas, y después de la Copa América Centenario sacaron veintidós unidades en las siguientes doce jornadas, en una evolución constante de un equipo que todavía está lejos de tocar techo.

Apple Store Google Play
Continuar