Perdió de dos Líderes Naturales

Por Francisco Rafael Guzmán jueves 9 de noviembre, 2017

Hace apenas días, el 30 de octubre, falleció en Moca  Rubén Lulo Gitte,  quien fuera síndico (hoy se le llama alcalde, término que más se emplea en el mundo) de Moca en varios períodos. Había nacido el 25 de abril de 1934. Pero hablar de Rubén es hablar de mucho de la historia de Moca: Destacado joven en diferentes disciplinas, volibol entre varias más, trabajador comunitario, funcionario del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, militante político, Director de la Universidad Federico Henríquez y Carvajal (anteriormente Universidad Mundial) y, sin duda, en algún momento dedicaría tiempo para atender una chacra. Por algo, una de sus hijas estudió ingeniería agronómica. Escribió dos obras sobre la historia de la provincia Espaillat.

Pero más que nada Rubén fue un hombre incansable al servicio de la comunidad, recuerdo cuando lo vi por primera vez cuando era síndico en su primer período, pues no recuerdo otra imagen anterior, estaba supervisando trabajos de bacheo en una de las calles de la Villa Heroica. Vi en Rubén características de  un líder carismático, pues Rubén impresionaba con su mirada penetrante y su faz sonriente, hay líderes que no tienen ese magnetismo personal, los hay que son líderes tradicionales (Balaguer), brillan por su historial de experiencia acumulada, y otros que son lideres racionales (Leonel Fernández), brillan  estos últimos su capacidad, o sea, por su conocimiento.

Esmeraldo González, a quien en Moca llamaban El Líder, falleció el 8 de marzo del 2015 luego de batallar con problemas de salud asociados a su aparato circulatorio. Tal vez, por su extracción social, Esmeraldo nunca dejó de ser un líder de provincia en Moca, pero no por falta de condiciones de liderazgo. Quizás no tuviera una gran oratoria o elocuencia, pero había en él algo de carisma porque impresionaba con su capacidad de escuchar y su sonrisa.

Pero volvamos a Rubén, árabe de origen por parte de padre y madre, casado con doña Thelvia Liriano Bencosme, una familia emprendedora de Moca, con quien procreara tres hijos. Varios hermanos de la esposa estudiaron en la Universidad de Santo Domingo, hoy Universidad Autónoma de Santo Domingo. También Rubén tuvo por lo menos un hermano titulado de una universidad, el Ingeniero Manuel Lulo Gitte, guerrillero en 1963 en la guerrilla del Movimiento Revolucionario 14 de Junio para reponer a Bosch en la Presidencia de la República. Su hermano Emilio (milito) Lulo Gitte fue síndico o alcalde de Moca, durante un período y parte de otro (sustituyó por designación durante parte de un período a Juan Rafael Estrella Rojas en la sindicatura de Moca, quien por designación sustituyó a Manolín Jiménez Rodríguez en la sindicatura de La Capital, luego del intento de Golpe de Estado de Wessin).  Rubén, a diferencia de Milito quien se integró al Partido Reformista y luego a la Fuerza Nacional Progresista, se integró con el PRD y después al PRM, aunque según me confirmó Esmeraldo, Rubén y Mario Balcácer muy efímeramente estuvieron identificados con el PLD cuando se dividió el PRD. Murió siendo octogenario, se mantuvo siempre en el PRM después de la última división del PRD.

Rubén supo mantener las simpatías de la población de Moca hacia él, cuando era síndico, no sólo en la ciudad sino también en el campo. Es posible que hubiera algo de paternalismo en su liderazgo, tal vez haciendo algunos donativos a personas, pero no parece que se le pueda señalar de corrupción por tales motivos, pero además alguna si alguna vez hubo rumores de ventas de áreas verdes o solares en su gestión municipal parece  que no estaban bien fundamentados y se debían a la diatriba producto del revanchismo político, porque Rubén nunca fue un hombre ostentoso  y ni venía de una familia de desharrapados. Rubén Lulo no acumuló muchos millones después de ocupar importantes cargos, como han hecho otros. Quien escribe nunca ha tenido simpatías con sus banderías,  desde poco después del PRD dividirse en 1973, pero la verdad debe decirse tal como es. Rubén es ejemplo de dignidad y no la de un hombre nefando.

Cuando se fueron a las escarpadas montañas de Quisqueya los guerrilleros del 14 de Junio, Rubén subió en un jeep del INDRHI a llevar las armas, según contó él en mi presencia y también Tony Raful lo menciona en una de sus obras. En esa ocasión Rubén tuvo que taparle con lodo la placa oficial al  jeep, para que en los puestos de control no se dieran cuenta, no obstante en un puesto de chequeo a su regreso le mandaron a parar y él casi le tiró casi encima su vehículo.  Al llegar a Moca, un amigo le dijo a Rubén que le tenían ubicado y corría peligro, por lo que como tenía una visa Norteamericana salió a Puerto Rico para poder evadir una persecución en su contra en el país. Es probable que presentara su renuncia o licencia en su cargo   del INDRHI, antes de salir para Borinquén.

Durante La Guerra de 1965, Rubén y un grupo de mocanos que apoyaban a los constitucionalistas que reclamaban el retorno a la constitucionalidad organizaron un complot para alarmar al pueblo de Moca,  y pusieron a  un joven de 13 años de edad, Toribio Guzmán, a tocar la sirena del Cuerpo de Bomberos de Moca y con ello  buscar que se alarmara el pueblo. Era un modo de darle apoyo al movimiento constitucionalista. Se pensó en abrir la llave del acueducto para que inundara el pueblo, pero luego se pensaría que eso era una locura. De todos modos, lo importante es que Rubén estuvo del lado de las mejores causas del pueblo dominicano. Rubén Lulo era un todo líder natural en la provincia Espaillat.

En cuanto a Esmeraldo, muere con apenas unos 64 años, después de haber dedicado gran parte de vida a servirle a la comunidad. Pese a caer en algunas debilidades, debida en parte a su misma extracción social, Esmeraldo falleció siendo admirado por gran parte del pueblo de Moca, pese a que nunca ocupó un cargo público de importancia.

Durante los Doce Años de Balaguer,  fue salvajemente torturado  después de ser apresado en dos ocasiones, durante los años 1970 y en el 1974, en esta última ocasión fue apresado -siendo el máximo líder del PLD en Moca- después de un mes de persecución. Había permanecido oculto en un pequeño local de un repartidor de periódico que lo protegió, junto a dos compañeros del PLD que también eran perseguidos, siendo torturado hasta tal punto que le salieron gusanos en su cráneo y perdió el pelo y quedó calvo. Esmeraldo fue apresado y salvajemente torturado  en 1974 por agentes del Servicio Secreto de la Policía de Moca portando un arma de fuego (un poco significante revólver que no es un arma de guerra), por lo que sólo la intervención del profesor Juan Bosch logró que fuera puesto en libertad.

Las condiciones de líder natural de Esmeraldo fue lo que permitió que, luego de haber sido suspendido en el 1971 cuando la campaña contra las Garrapatas del Buey. Esmeraldo volviera al PRD liderado por Juan Bosch. Siempre vivió como un hombre de los sectores o clases populares, la movilidad social no fue una preocupación para El Líder. Esmeraldo fue un hombre digno y así lo reconoce el pueblo de Moca.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar