Pelegrín advierte habrá una crisis política en RD si no se aprueba Ley de Partidos

Por El Nuevo Diario lunes 8 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El exdiputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, afirmó este lunes que el sistema de partidos políticos “colapso” en la República Dominicana.

Entiende que esta es la última oportunidad que tiene el país, a través de la aprobación de la Ley de Partidos Políticos, que la legislación debe ser incluyente, con la misma oportunidad para todo para todas las fuerzas políticas y con regla clara para todo.

“El orden político se derrumbó, la discusión tiene que ser sincera, tiene que partir de la admisión de culpa, responsabilidad, todos tenemos cierto sentido de responsabilidad de lo que ha pasado”, argumentó Castillo al ser entrevistado en la versión TV de El Nuevo Diario AM.

También señaló que sectores facticos tiene una cuota de responsabilidad de que el sistema de partidos colapsara, y que entre todo que hay buscar una solución.

Entiende que no se trata de buscar unos compromisos mínimos o buscar parches a un sistema totalmente de vertebrado, “que está en el piso, las señales están ahí, por lo que hay que hacer un esfuerzo de reconstrucción o de ingeniería mayor”, sostuvo el dirigente político.

Indicó que el tiene mayor responsabilidad la tiene el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), por ser la fuerza mayor política y por tener el control de los poderes públicos, y además fue quien auspició la modificación de la Constitución en el año 2012.

Manifestó que se necesita un cambio en la conciencia colectiva e individual, tras advertir que está en juego la existencia de la nación, su soberanía, su autodeterminación, su integridad territorial, identidad, potencial de desarrollo, la paz pública.

En ese sentido, pidió a la clase política que tiene sinterizarse, hacer lo que se tiene que hacer, y todo el mundo tiene que ceder.

Sostuvo que la clase política está llamada a ceder, y que el PLD es la fuerza política que tiene ceder más, por controlar todos los estamentos del Estado.

Advirtió que si no se aprueba la Ley de Partidos lo que viene la República Dominicana es una crisis política de reversible consecuencias en las próximas elecciones.

Por otro lado, manifestó que la sociedad dominicana está enfrentando las pruebas más seria y compleja de su existencia.

Ante esas amenazas externas, dijo que la clase política y empresarial tiene que actuar con sentido de responsabilidad para preservar los intereses de la nación, su soberanía y su integridad territorial ante el conjunto de factores externos que están gravitando en el país.

Indicó que la República Dominicana tiene una oportunidad, porque el externo internacional está cambiando, de revertir la tendencia que tenemos.

Apuntó que esas tendencias nos conducen a la liquidación como nación, y que eso lo sabe liderazgo político.

Recordó que el Gobierno dominicano subscribió un acuerdo enero de 2015 con el Departamento de Estado Defensa de los Estados Unidos, y que afortunadamente el Tribunal Constitucional anuló.

Explicó que ese acuerdo busca garantizar la presencia militar sin restricciones de los EEUU en el territorio dominicano.

Sin embargo, dijo que cuando se va el embajador James W. Brewster, logró un acuerdo de preinspección que permite en los aeropuertos dominicanos, concretamente, en el aeropuerto de Punta Cana, la preinspección de los pasajeros que van los EEUU.

Indicó que EEUU logró que la República Dominicana admitiera la tutela de los organismos internacionales en la política de refugiados y de asilo.

Entiende que eso atenta contra la soberanía de nuestro país, por lo que dijo esperar que el Tribunal Constitucional revise ese acuerdo y anule esos aspectos.

Indicó que la República Dominicana es un Estado con muchas debilidades y ya tiene muchos problemas. Añadió que convertir en país de refugio que es la estrategia de ese acuerdo.

“Eso ocurre porque nosotros nos no respetamos, nuestra clase dirigente no asumen con seriedad de que somos un Estado y que tenemos intereses que defender, los interese básicos que tiene defender cualquier Estado”, apuntó.

Manifestó que esos intereses externos lo hacen porque conocen nuestras debilidades y fragilidad institucional.

La frontera

Dijo que la tercera muestra dentro del esquema empresarial de establecer el dominio de la isla, del mercado de los 20 millones de personas, está de eliminar la frontera entre Haití y la República Dominicana.

Sostuvo que la frontera la están privatizando, con el objetivo de crear el tercer espacio de la isla. Con el control de los grandes intereses internacionales y de los grupos económicos nacionales.

Afirmó que el estado empresarial y la clase política dominicana siempre han actuado a la defensiva y otorgar concesiones a los intereses internacionales sobre el tema haitiano.

Por Ramón Ramos