¡Pedro “jalla” siempre!

Por Rolando Fernández sábado 24 de agosto, 2019

Los hallazgos de Pedro en Dominicana son innegables. ¡Quién dice que no! Solamente hay que reparar en todas las “sandeces”, promesas embaucadoras, que pronuncian los políticos en este “solar” caribeño, y los desparpajos con que lo hacen, durante las campañas electorales. Sin embargo, siempre consiguen esos “turpenes” lo que ellos quieren.

A pesar de las largas y cuestionables colas pecaminosas que les “adornan”, hasta con serios ribetes judiciales unos cuantos, que a veces disimulan en grado sumo, siempre intentan venderse aquellos ante la población como personajes impolutos; preocupados además sobremanera, por los males diversos que acosan a este pueblo. ¡Vaya hipocresía!

También se jactan de ser verdaderos nacionalistas, aunque muchos ni siquiera dan importancia a la combinación, colores, y símbolos, entre ellos uno religioso – la Biblia -, que caracterizan la Bandera Nacional; y, mucho menos, a las sentidas y loables frases que componen el glorioso Himno Patrio. Ahí sí es verdad que, “del dicho al hecho hay mucho trecho”, como reza un refrán popular.

Se presentan como santos y “santas” terrenales, de vez en cuando, y hasta con sonrisas “picaronas” se muestran ante los demás, para confundir a los impensantes, e incautos a granel que aquí se tienen, y que de ordinario logran aglutinar a sus alrededores.

Sí, a esos que después miran por encima de los hombros, tan pronto logran alcanzar sus propósitos electivos. Son esos tontos útiles de los que rápidamente se olvidan entonces, para ir solamente dichos personajes, corruptos y avariciosos en su gran mayoría, por lo suyo propiamente. “¡Y, si te vi, no me recuerdo!”

Algunos de esos magnates, y “magnatas”, que carecen de cierta capacidad parlante convincente para engañar, recurren por lo regular a las tantas bocinas pagadas que tienen (bien vestidas en su mayoría; con sacos y corbatas de ordinario), para que digan en su favor, lo que ellos no son capaces de decir por sí mismos; o, se les hace imposible ocultar el descaro con que siempre actúan. Seudo comunicadores y periodistas son las herramientas que usan comúnmente para ese fin.

Lo más lamentable es que, a pesar de que las letras y los arreglos musicales de sus “canciones politiqueras” son bastante conocidos, como pincelados con retóricas, falsas promesas, y posverdades, el grueso de los dominicanos continúan asistiendo a las urnas para sufragar en su favor. ¡Jamás se reflexiona!

Se dejan comprar los ingenuos, que por pila se tienen en Dominicana, con dádivas y limosnas baratas, aunque después, se estén rascando las cabezas ante los embates de las desaprensiones, qué siempre van en su contra.

En consecuencia, no constituye una osadía decir que, en esta República “siempre viene Pedro y jalla”, en correspondencia con el decir de aquella vieja máxima popular.

¡Ah políticos astutos!, que se creen saber mucho ante una sociedad de “tarados” en un alto porcentaje; y, que además luce como anestesiada, producto de los modernismos importados, que desde hace tiempo “se vienen introduciendo por ojos, boca y nariz” a esta sociedad; que solo se asimilan como muletas imprescindibles toda vez. Jamás se consideran herramientas de desarrollo y concientización, siempre necesarias, tal es lo que debe ser.

Para concluir, vale la pena agregar aquí, algunos de los “lindos” titulares periodísticos risibles, en el tenor de lo abordado, aparecidos en la prensa escrita local últimamente:

“Segura afirma terminará con los apagones” (periódico “HOY”, del 12-8-19, página 9ª). ¡Anjá! ¿Y por qué no lo hizo antes?

“Pondré atención al campo, al empleo y la seguridad”. Reynaldo Pared Pérez. (Periódico “Diario Libre”, del 12-8-19).  Tiempo suficiente para hacerlo ha tenido, desde la alta posición pública que ha venido ocupando hasta el momento.  ¿Por qué ahora?

“Hipólito asume compromiso de relanzar campo” (periódico “El Día”, del 12-8-19, página 10). Tuvo la oportunidad de hacerlo, siendo presidente de la República. ¿Y, qué pasó?

“Domínguez Brito afirma en gestión hará reforma a Poder Judicial”. “El Día”, del 14-8-19). ¡Ja, ja, ja!

¡Todos, decires para no creer, pues son chácharas electoreras y nada más! ¿No es cierto?  Pero, “todavía viene Pedro y jalla” en este país. Es muy posible que les estén haciendo caso a esos “vivos parlanchines”.

 

Autor: Rolando Fernández

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar