Paulino Moya valora acuerdo MINERD que beneficia colegio evangélico

Por El Nuevo Diario lunes 3 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Reverendo Domingo Paulino Moya, presidente del Ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna, dijo que “saluda el acuerdo en discusión entre el Ministerio de Educación, y la mesa de diálogo y representación cristiana, el cual beneficia a más de 450 colegios evangélicos y entidades educativas evangélicas”.

Mediante un comunicado de prensa, expresó que “el referido acuerdo es de gran valor, ya que sienta un precedente en el orden educativo en el país.

El líder cívico religioso sostuvo que, “entiende que con este acuerdo se beneficia la calidad educativa del país y se fortalecen los valores morales, cívicos y culturales que tanta falta hacen en nuestro país”.

El reverendo Paulino Moya, enfatizó  que, “el ministro de la cartera educativa, Andrés Navarro al firmar este pacto aseguró que se preservará el área gerencial religiosa de los centros educativos.

Además de que se fortalecerán y mejoraran todo el organigrama educacional lo que beneficiará a esas instituciones docentes”.

Declaró que, “valora que el Ministerio de Educación haya escogido para este acuerdo a la mesa de diálogo y representación cristiana, ya que es la entidad evangélica, es la que reúne a las instituciones de mayor prestigio de este sector junto a los líderes y pastores de mayor credibilidad en el país”.

Cree que el ministro de la cartera educativa Andrés Navarro, no escogió a la mesa de diálogo por inclinación política sino porque conoce que en ella está la representación cristiana de más alta estima y representación, además de los concilio que agrupa el 92% de los colegios y organizaciones educativas del país de ese sector religioso.

Concluyó diciendo que “si alguna entidad del sector evangélico no ha sido tomada en cuenta en los beneficios del acuerdo, su líder debe guardar silencio oportuno en cualquier desacuerdo o contradicción, pues traducirlo a la opinión pública es dañino para la convivencia y la unidad que requiere el país de sector evangélico”.