Pastores e Iglesias

Por Germán Martínez lunes 6 de marzo, 2017

Pareciera que existe una iglesia evangélica por cada versículo que tiene la Biblia. Que uno alquila un local, compra bancos o sillas y arma una iglesia dónde uno es el Pastor o la pastora.

Nadie conoce al o los jefes de esas iglesias, ni quien fiscaliza o gradúa los pastores, a quien o a quienes le rinden cuenta, que hacen con el diezmo que de forma obligada le quitan a los feligreses.

Quien los controla en esto del espíritu Santo, de los mandatos y órdenes de Dios, todos fueron o muy pobres o muy ricos, o ladrones y drogadictos, o presos levantados por el Señor para ponerle al frente de una iglesia dónde un pueblo bueno en busca de Dios muchas veces es víctima de robo y violaciones.

Por ejemplo una pastora que manda a vender las propiedades o a tener relaciones a las mujeres con otros hombres, o un pastor cuyo Pene poseído del espíritu Santo viola y embaraza dos hermanas, así las cosas esto es ya un peligro público, un relajo, una afrenta a Dios y a los hombres que han sido víctimas de las claras desviaciones de gente que usa a Dios, que pasa de andar en un motor a dueño de Yipetas y de casas bendecido por Dios, pero no así la grey que le sustenta con el diezmo que sigue igual o más pobre en duras pruebas por sus “pecados”.

Podríamos escribir páginas de las cosas oídas y vistas, pero no hay espacio, lo que si es vital es que el gobierno, siempre el gobierno, intervenga, no se si es Interior y Policías o Educación, pero algo es urgente hacer con tantas iglesias y tantos pastor y pastoras, creo que Ezequiel Molina Rosario, un pastor de verdad, pudiera ser la persona que le ponga junto con el estado dominicano fin a lo que a todas luces está fuera del control de la iglesia evangélica, del gobierno dominicano, y hasta del mismo Dios nuestro Señor usada su palabra y su nombre para cometer pecados y fechorías que no se merece.

 

Por Germán Martínez

Comenta