Pastor dominicano condenado por abusos sexuales clama inocencia

Por Miguel Cruz Tejada lunes 31 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK. Entre lágrimas, el pastor dominicano de la iglesia Elohim en Nueva Jersey, Gregorio Martínez, fue sentenciado el viernes a cuatro años en la cárcel por convicción de abusos sexuales a un niño de 13 años de edad en 2015, después que fue capturado en Honduras, donde huyó desde Nicaragua y extraditado a ese estado, para ser sentenciado después que con el escape, tratara de evadir la condena.

Martínez, enfrenta otros tres cargos por abusos sexuales y agresiones a otros menores, por los que también sería condenado, según la fiscalía del condado Hudson.

Sollozando y pidiendo clemencia a una implacable jueza para que no lo confinara en la cárcel, el religioso dominicano, imploró consideración más de una vez, pero la magistrada desoyó sus ruegos.

Su abogado, le pidió clemencia a la jueza.

La iglesia Elohim, es una secta afiliada a las iglesias de la Asamblea de Dios, de tendencia pentecostal, situada en North Bergen y luego fue mudada a Jersey City, en la que Martínez predicó durante muchos años.

Martínez estaba esposado y con el uniforme de preso criminal, mientras la sala de audiencias estaba abarrotada de feligreses de su iglesia, muchos de los cuales tenían puestos suéteres con la palabra “Elohim Church” (Iglesia Elohim). Algunos lloraron después de la sentencia.

La iglesia, que está afiliada con las iglesias de las Asambleas de Dios, una denominación Pentecostal, ahora se encuentra en Jersey City.

El jurado, durante el juicio de Martínez en 2015, lo condenó por los cargos de abuso infantil, poner en peligro el bienestar de un niño y contacto sexual agravado, cargos criminales.

También deberá registrarse en el banco del estado para delincuentes sexuales y será monitoreado. Pero si no es ciudadano de los Estados Unidos, será repatriado a la República Dominicana al término de la condena.

Él estaba libre bajo fianza, cuando se quitó el brazalete GPS y logró huir a Centroamérica, donde fue también estaba predicando y participando abiertamente en celebraciones y fiestas.

Su  huida de la justicia fue narrada  en un reportaje especial del medio NJ Advance Media.

Su sentencia no tuvo en cuenta su huida del país y sus otros supuestos crímenes, pero especialistas en jurisprudencia dijeron que los cuatro años es una sentencia corta por el crimen de abuso sexual a un niño en Estados Unidos.

El estado había recomendado la  sentencia de cuatro años por abusos sexuales.

El abogado de Martínez dijo que él sería elegible para la libertad condicional después de nueve meses en la condena de cuatro años y puesto que él ha servido ya casi un año, él debe ser elegible para la libertad condicional de inmediato.

Sin embargo, sigue en la cárcel debido a los otros casos que tiene pendientes.