Parlamento holandés acuerda respaldar el tratado entre Ucrania y la Unión Europea

Por El Nuevo Diario miércoles 22 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA HAYA.- El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha logrado el apoyo mayoritario del Parlamento de su país para ratificar el acuerdo de asociación de la UE con Ucrania, que hasta que no vea la luz verde de todos los Estados miembros se aplica de forma provisional, dijo hoy a Efe una fuente parlamentaria.

Mañana está previsto que la Cámara Baja celebre una sesión de votación sobre este acuerdo, y según Rutte, lo aprobará con mayoría.

En unas negociaciones de última hora anoche, los diputados del liberal Partido Popular de la Libertad y la Democracia (VVD), los laboristas de PvdA, los demócratas 66 y los verdes de GroenLinks apoyaron la solución propuesta por Rutte.

Para poder sacar adelante el acuerdo de asociación con Ucrania, rechazado por los holandeses en un referendo, el jefe del Gobierno neerlandés logró en diciembre una declaración de sus socios de la Unión Europea que, aunque no cambiará el texto del tratado, servirá para aclarar diversas cuestiones que les preocupaban.

Entre ellas, que Ucrania no tiene "estatuto de país candidato a la adhesión a la UE" y que el tratado no abre por sí mismo la posibilidad a que lo sea en el futuro.

También "reafirma la cooperación con Ucrania en el ámbito de la seguridad" pero subraya que el acuerdo "no contiene una obligación para la UE o para los Estados miembros de aportar garantías colectivas en seguridad u otra asistencia militar a Kiev".

Rutte recurrió a estas exigencias a sus socios como única vía, después de fracasar en sus múltiples intentos de convencer a una mayoría del Parlamento holandés para apoyar el acuerdo de asociación.

Holanda es actualmente el único país de la UE que aún no lo ha ratificado.

Los ciudadanos holandeses votaron en contra de aprobar este acuerdo y lo hicieron con una mayoría del 60 % en un referéndum celebrado en los Países Bajos en abril del año pasado.

El primer ministro aún tiene que buscar el visto bueno del Senado holandés, donde no suele tener una mayoría para aprobar sus enmiendas.

Los votos dependen de algunos de los diputados de Llamada Democristiana (CDA), que a priori, según Rutte, parecen dispuestos a respaldar la ratificación en Bruselas este compromiso.

No obstante, lo más probable es que haya que esperar al nuevo Gobierno que salga de las elecciones del 15 de marzo, ya que un proyecto de ley tarda hasta tres meses en pasar por el Senado, que se disuelve esta semana para dar paso a la celebración de los comicios.