Parlamento de Lesoto aprueba una moción de censura contra su primer ministro

Por El Nuevo Diario Miércoles 1 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, JOHANNESBURGO.- El Parlamento de Lesoto aprobó hoy una moción de censura presentada por la oposición contra el primer ministro, Pakalitha Mosisili, por supuesta corrupción y mala gestión, lo que obliga al dirigente a disolver su Gobierno y convocar nuevas elecciones, informaron medios locales.

Este nuevo vuelco en la vida pública del pequeño reino surafricano ahonda la inestabilidad en la que vivía el país, sumido en una grave crisis política desde la intentona golpista de agosto de 2014.

El texto para revocar al Gobierno fue presentado por el Congreso de Todos los Basoto (ABC, en sus siglas en inglés) del exprimer ministro Thomas Thabane, de 77 años, quien en la votación de hoy obtuvo el apoyo de los mismos socios de coalición que auparon a Mosisili al poder tras los disputados comicios de febrero de 2015.

Tras prosperar la moción en su contra, Mosisili, de 71 años, debe ahora convocar nuevas elecciones, aunque algunos analistas creen que podría resistirse a aceptar el voto del Parlamento.

Además de achacarle comportamientos corruptos y criticar su supuesta mala gestión, el partido de Thabane recrimina a Mosisili no haber cumplido con las recomendaciones de los países de la región que auspiciaron el acuerdo firmado por todas las formaciones después de la intentona golpista.

Entre los argumentos contra Mosisili figura también la represión desatada contra la oposición desde que formó Gobierno, que llevó a varios dirigentes opositores a refugiarse en Sudáfrica, que rodea geográficamente al minúsculo país.

El más ilustre de los exiliados era el propio Thabane, que regresó a mediados del mes pasado a su país después de casi dos años de exilio.

En agosto de 2014, soldados leales al recién cesado jefe del Ejército, Tlali Kamoli, rodearon la residencia del entonces primer ministro, Thomas Thabane, obligándole a huir a Sudáfrica.

Kamoli siguió al mando del Ejército y Thabane regresó poco después al país escoltado por la Policía de Sudáfrica, que logró que las partes acordaran celebrar elecciones anticipadas para salir de la crisis.

Mosisili ganó esas elecciones al frente de una frágil coalición y, contraviniendo lo firmado con la oposición y los países de la zona, mantuvo a Kamoli al mando del Ejército, que detuvo a varios soldados acusados de hostilidad al nuevo primer ministro y mató a un general cercano a Thabane.

Kamoli no abandonó el cargo hasta noviembre del año pasado, pese a haber sido responsabilizado por la comunidad internacional y organizaciones proderechos humanos de la persecución de disidentes.

La aprobación de la moción se produce el mismo día en que el Ejército ha liberado a siete soldados que seguían detenidos desde 2015, cuando 23 militares fueron arrestados acusados de preparar un motín contra Mosisili, según informa Amnistía Internacional, que pide que se retiren los cargos contra ellos.

Con poco más de dos millones de personas y enclavado en el corazón de Sudáfrica, Lesoto ha vivido numerosas convulsiones políticas desde que se independizó del Reino Unido en 1966.