Parlamento de Ecuador rehúsa destituir a su presidenta por un polémico audio

Por EFE jueves 18 de abril, 2019

EL NUEVO DIARIO, Quito.- La Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador rehusó este jueves destituir a la jefa del foro legislativo, la oficialista Elizbeth Cabezas, por un polémico audio en el que, según opositores, evita una investigación al presidente del país, Lenín Moreno, en un caso de presunta corrupción.

El pleno de la Asamblea no alcanzó las votaciones necesarias para dar paso a las tres mociones que se presentaron contra Cabezas, que seguirá como presidenta del Legislativo hasta mayo próximo.

Contra la jefa parlamentaria se presentaron tres propuestas que iban desde la destitución, la posibilidad de no sancionarla y que el caso quedara para resolver en una próxima ocasión, sin embargo ninguna de ellas tuvo los votos suficientes para ser aprobada.

El pleno de la Asamblea debatió sobre dos informes presentados por una comisión multiparidista, integrada por tres legisladores, dos de los cuales pidieron que no continúe la causa contra Cabezas por falta de pruebas, y uno de minoría que planteaba su destitución.

“De víctima me he convertido en acusada”, dijo Cabezas durante la sesión de hoy en que se trató la denuncia de la legisladora opositora Amapola Naranjo, quien le acusó de haber ejercido presiones para que el Parlamento evitara investigar al presidente Moreno.

Cabezas alegó que la normativa legislativa determina que “no se admitirá ninguna prueba que vulnere los derechos fundamentales o haya sido obtenida mediante mecanismos ilegales”.

“Soy víctima en ambas premisas”, pues “se ha violado mi derecho a la intimidad, espiándome y adulterando una conversación que nada tenía de ilegal e ilegítima”, enfatizó la jefa parlamentaria tras asegurar que los acusadores han cometido varios errores y alterado los principios de la justicia.

Los legisladores afines a Cabezas que conformaron la comisión Multipartidista, Mercedes Cuesta y Fausto Terán, insistieron en la ausencia de pruebas y que en este caso se violó el derecho a la intimidad de la presidenta del Congreso al obtener un audio de manera subrepticia.

Mientras, la opositora Marcela Aguiñaga, también integrante de dicha comisión, rechazó el accionar de sus otros dos colegas porque, según ella, no permitieron que se realice la investigación, que se convocara a los involucrados ni que se sustanciaran las pruebas.

Un audio, aparentemente captado del micrófono abierto de la presidenta de la Asamblea, fue grabado en marzo poco antes de una votación sobre la solicitud para que se investigara al presidente Moreno, por sus supuestos vínculos en una trama de corrupción a través de cuentas en paraísos fiscales.

En esa grabación, aceptada por Cabezas, ella mantiene una conversación telefónica con la ministra del Interior, María Paula Romo, para evitar que se dé paso al pedido de investigación contra Moreno.

En el audio Cabezas incluso insulta a sus aliados socialcristianos y a los opositores del movimiento Revolución Ciudadana, que lidera desde Bélgica el expresidente Rafael Correa (2007-2017) y quien también afronta acusaciones de presunta corrupción.

La presidenta de la Asamblea, en la conversación con Romo, admite que si prosperaba la votación para investigar a Moreno, los correístas con el apoyo de los socialcristiano podían causar mucho daño al oficialismo.

Al final la votación no prosperó y no se aprobó la investigación parlamentaria contra el jefe del Estado que, no obstante, mantiene una indagación en la Fiscalía.

Anuncios