París y Berlín inquietos por las restricciones de EE.UU. a los inmigrantes

Por Carlos Luis Baron Sábado 28 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, FRANCIA.- Los ministros de Exteriores de Francia, Jean-Marc Ayrault, y Alemania, Sigmar Gabriel, manifestaron hoy inquietud por las restricciones anunciadas por Estados Unidos a refugiados e inmigrantes, y mostraron su intención de tratar el asunto con el nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson.

Ayrault, al término de un encuentro en París con Gabriel, reconoció en conferencia de prensa que esas restricciones "no pueden más que inquietarnos", y mostró su intención de invitar a Tillerson a la capital francesa para "discutir punto por punto, de forma clara" y "si hace falta con firmeza".

Hizo notar que Europa, y en particular Alemania, se ha visto confrontada a las consecuencias de la guerra en Siria, con la llegada de refugiados, cuya aceptación es una obligación que deriva de los acuerdos internacionales.

"Tenemos que organizarnos para que eso suceda de forma justa y solidaria" y "para que nuestras sociedades no se vean desestabilizadas", señaló.

Gabriel, por su parte, hizo notar que en el pasado Europa y Estados Unidos han hablado en nombre de los ideales occidentales, con voluntad de universalidad, "que seguimos compartiendo", y entre los que están "la acogida de personas perseguidas".

El político socialdemócrata, que desde ayer está al frente de la diplomacia alemana, afirmó que esos valores "nos unen a los occidentales" y conforman "una base común que compartimos con los estadounidenses".

Para Gabriel, Estados Unidos será uno de los primeros desplazamientos al frente del departamento de Exteriores, tras haberse estrenado hoy en París.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó ayer el cierre temporal de su país a todos los refugiados e inmigrantes de siete países musulmanes, lo que convierte la política de asilo en parte de su estrategia antiterrorista y de defensa.

Preguntados sobre si temen que Rusia, con las negociaciones abiertas en Astaná, quiera sustituir el marco de Ginebra y de la ONU para resolver el conflicto sirio, los ministros de Exteriores de Francia y Alemania insistieron en que su voluntad es que se reanuden "lo más pronto posible" las negociaciones en el marco de Naciones Unidas en la ciudad suiza.

Ayrault planteó los encuentros de Astaná como "una etapa" que se puede justificar porque hay que "dar todas las oportunidades a la paz, aunque sea por la puerta estrecha".

Pero a continuación subrayó que luego hay que "seguir en el marco de la ONU y volver lo antes posible a Ginebra".