Papo Fernández

Por Ramón Saba

Nació el 31 de agosto de 1963 en Castañuelas, Montecristi; pero desde los seis meses reside en Sabaneta, Santiago Rodríguez, lugar que lleva anclado en su corazón. Su nombre real y completo es Ramón Antonio Fernández Martínez, conocido por todos como Papo.

Poeta, ensayista, narrador, historiador, dramaturgo, cronista, periodista, conductor radial y político. Se graduó de ingeniero civil por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Ha realizado estudios de teatro en el Centro de la Cultura de Santiago, de contabilidad en el Instituto San Rafael, de locución en el CNEPR y en el Instituto de Televisión en Santo Domingo, diplomado en Comunicación Diplomática y también en Redacción por el Instituto de Educación Superior Diplomática y Consular (INESDYC). Completó un curso de Regulación Internacional de los Espacios Marítimos.

Ha trabajado en el departamento de Difusión Artística de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); gerente de la Wholsale Warehousing Industries y de las oficinas de Barahona y San Francisco de Macorís; productor, director y conductor del programa radial “De frente” por Radio Zamba; director Ejecutivo de “Expo Sabaneta”; fue diputado de la República por la provincia Santiago Rodríguez y director de Límites y Fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana.

Entre otras cosas, Papo Fernández ha sido miembro de la Casa de la Cultura de Santiago Rodríguez, del Grupo de Poesía Coreada, vicepresidente del Club de Leones Sabaneta y coordinador de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED), filial Santiago Rodríguez. Forma parte del grupo literario Voces en Vuelo, fundador-director del Círculo Literario Domingo Moreno Jimenes e integrante del celebrado “Recital Voces en Vuelo sobre Melopea del Riachuelo”.

En su haber bibliográfico se encuentran los dramas El Cacique del pueblo y El eclipse del coronel; los poemarios Identifícame, Lluvia y piedra, Voces sabaneteras, Volver al poema y Poemas citadinos; los ensayos Najayo (pues yo sí jayé), Pasión por la lectura y Pasión por la lectura II; en historia General Santiago Rodríguez (padre de la Restauración de la Independencia) e Historia de la provincia Santiago Rodríguez; la novela Déjame que te cuente y la crónica Gloria aguilucha. Actualmente tiene en preparación algunos textos nuevos que piensa publicar próximamente. Su obra ha sido reseñada en importantes revistas, periódicos y antologías de prestigio.

Papo Fernández ha participó como disertante en la Feria Internacional del Libro Santo

Domingo 2009; además ha impartido charlas sobre Historia de la Restauración de la Independencia, acerca del Papel del general Santiago Rodríguez en la guerra restauradora en Santo Domingo, Santiago y Santiago Rodríguez; también en La Alianza Cibaeña de Santiago sobre la supremacía de Santiago Rodríguez; sobre el Gregorio Luperón en la gesta restauradora: sobre la importancia de la lectura para los estudiantes y profesionales, tanto en liceos, universidades y ferias del libro; impartió un Taller de Redacción a la filial del Colegio de Abogados en Santiago Rodríguez; por sólo mencionar algunas.

Ha recibido importantes reconocimientos en su trayectoria, tales como haber sido elogiado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) por su labor en el Grupo de Poesía Coreada; honrado por el Ayuntamiento de Ciudad de Guatemala como visitante distinguido; escogido para representar a la Cámara de Diputados para la observación de las elecciones de Venezuela en el 2012; observador de las elecciones presidenciales de Abjasia, antigua República Soviética en ese mismo año y por las asociaciones de los principales deportes del país; entre varios más.

El poeta Diógenes Diaz Torres considera que el poemario Poemas citadinos del escritor Papo Fernández es uno de los grandes aciertos de la poesía. Su trayectoria en el quehacer cultural dominicano habla, principalmente, de una vida consagrada al fascinante mundo de las letras, donde ha incursionado con éxito en los géneros literarios narrativa, lírica, dramaturgia y en didáctica. En su impronta resalta lo variopinta de su bibliografía. En esencia, Papo Fernández es todo un poeta y celebra la dicha de compartir la tierra que cubre sus raíces con un hombre de la estatura intelectual de este escritor.

El profesor y director provincial de Medio Ambiente de la Provincia Santiago Rodríguez, Domingo Estévez, prologuista de la obra Historia de la Provincia Santiago Rodríguez de Pablo Fernández, asegura que este libro es una compilación de datos históricos reales, basado en una amplia y profunda investigación que tiene manifestaciones en diferentes vertientes del aprendizaje y el saber. Concebir este libro y sacarlo a la luz fue para Papo Fernández una titánica tarea a la que debió dedicar años y grandes sacrificios, ignorados por la generalidad de los ciudadanos.  Internarse en las páginas de este volumen, es sencillamente hacerse acreedor de una amplia y profunda riqueza histórica que nos provee el talento de su autor.

El catedrático Gerardo Castillo Javier estima que Papo Fernández nos invita a su biblioteca, comparte con nosotros la pasión, su pasión, por los libros y por el conocimiento y agrega que quienes aman los libros por todo lo que ello implica, le sentirse alborozado y agradecido; además aplaude la publicación de un profundo ejercicio reflexivo, que, sin decirlo, resume que hay gente que no quiere que leamos. Tal vez hasta queman libros; pero prenden en llamas las puertas que conducen a la libertad.

Finalmente, el escritor Pedro Carreras Aguilera expresó que como narrador, Papo Fernández nos muestra su cítara henchida de cotidianidades, de la hondura que convive en el pueblo llano y sencillo, de sueños y cuitas; en sus versos el hombre se encuentra con el hombre y hasta nos tropezamos con el Che Guevara para damos cuenta de que hay hombres que son todo un hombre.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema de Papo Fernández:

Noches

 En las noches que no tuvimos

tenía para darte

los sonidos del agua del río,

el color de la brisa,

el susurro de unos versos furtivos

y el reflejo de unas gotas de rocío.

 Tenía para darte tantas cosas,

aquellas noches que no tuvimos.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar