Paniagua reconoce remodelaron celdas presos Odebrecht por seguridad y salud

Por EFE viernes 16 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Santo Domingo .- El coordinador nacional del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Ysmael Paniagua, reconoció hoy que las celdas que ocupan los imputados por el caso Odebrecht fueron remodeladas para garantizar “la salud, integridad y seguridad” de los mismos.

A través de un comunicado, Paniagua explicó que el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres “todavía se encuentra en un proceso de transición gradual para completar su transformación del viejo sistema carcelario al nuevo modelo penitenciario”.

Debido a la existencia de este régimen penitenciario mixto “para poder cumplir con la obligación legal de garantizar la salud, la integridad y la seguridad de los imputados por el caso Odebrecht, se realizaron adecuaciones a las celdas individuales donde están recluidos, a fin de que las autoridades tengan control absoluto de esos espacios y de su entorno directo”.

No obstante, aseguró que esos “ajustes” de infraestructura física “no son privilegios”, y descartó que se encuentre en riesgo la existencia y continuidad del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, “porque todos saben que el CCR Najayo Hombres es un caso único dentro del sistema penitenciario dominicano”.

Asimismo, dijo que cuando la entidad que encabeza asumió el control de ese recinto, “quedó claramente establecido que allí inició una transición gradual del viejo sistema carcelario al nuevo modelo penitenciario, la cual está en marcha y toma tiempo, pues la misma incluye  mucho más que seguridad y planta física”.

Por último, aseguró que el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria “se encuentra en el mejor momento de toda su historia y con un futuro promisorio, gracias al apoyo brindado desde agosto del pasado año por el procurador general de la República, Jean Rodríguez”.

Paniagua explicó que continuarán con la expansión del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, mediante la incorporación a futuro de otros recintos carcelarios, así como también la construcción de nuevas instalaciones para sustituir la cárcel de San Juan de la Maguana y la Penitenciaria Nacional de La Victoria.

En este momento hay 14 imputados por el caso de los sobornos por valor de 92 millones de dólares que la constructora brasileña admitió haber pagado en el país entre 2001 y 2014, de los cuales 8 se encuentran en prisión, después de que el juez de la Suprema Corte de Justicia Francisco Ortega Polanco, impusiera hace una semana las correspondientes medidas de coerción.

Entre los que guardan prisión en Najayo está el ahora exministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, y el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y extitular del Senado Andrés Bautista.

Otro de los imputados en prisión es el empresario Ángel Rondón, señalado como la persona que repartió los sobornos.

La constructora brasileña admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos en el país entre 2001 y 2014, período que abarca los Gobiernos de Hipólito Mejía, así como los de Leonel Fernández (2004-2012) y del actual mandatario, Danilo Medina.

Las detenciones en  se produjeron poco después de que República Dominicana recibiera de Brasil los datos sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país, gracias a un acuerdo entre el Ministerio Público y la multinacional, que deberá pagar 184 millones de dólares, el doble de lo que entregó en sobornos, para hacerse con contratos de obras públicas entre 2001 y 2014.

Con este acuerdo, Odebrecht se comprometió a revelar los nombres de los beneficiados, a cambio de que sus empleados no sean enjuiciados en este país caribeño.